La pandemia por el Covid-19 ha afectado seriamente muchos sectores económicos en todos los países del mundo. ¿Es buena idea comenzar a trabajar freelance en un momento de incertidumbre como este?

Cuando la emergencia golpeó Latinoamérica en marzo de 2020, el sector freelance y los contratistas independientes fueron los más afectados al inicio.

Sin embargo, también fueron los primeros en reponerse y volver al trabajo. De acuerdo con Forbes México, la pandemia ha generado un importante incremento en la cantidad de nuevos trabajadores independientes. Según la Cepal, en Latinoamérica y el Caribe el trabajo por cuenta propia ha contribuido aproximadamente en un 35,5% a la recuperación del empleo. 

Por otra parte, en la plataforma de SoyFreelancer.com este incremento del autoempleo ha sido tangible en un aumento del 30% en actividades de compra y venta de servicios, así como un incremento en registros de nuevas cuentas dentro del sitio. A la vez, se ha observado una mayor tendencia a la subcontratación por parte de las empresas y de clientes independientes. 

Esto se debe a que muchas empresas que antes veían la contratación freelance como algo “alternativo” comienzan a implementarlo como algo de rutina o incluso como su principal modalidad de contrato.

Trabajo freelance como principal fuente de ingreso: 

En una época en la que miles de plazas han sido recortadas de las empresas, el autoempleo y el trabajo freelance representan la alternativa más segura de comenzar a ganar dinero ahora. Y aunque pasar de trabajar para un empleador a ser autónomo puede ser bastante retador, es la manera más efectiva de volver a trabajar si has sido despedido y de comenzar a ganar dinero ahora que lo necesitas.

Incluso, si estás trabajando en modalidad home office y tienes algo de tiempo libre, deberías considerar realizar trabajo freelance, pues es es una forma de mejorar tus ingresos (que en muchos hogares se han visto afectados).

Si ya has iniciado como freelancer o te has decidido a comenzar, tal vez hayas leído nuestros tips sobre cómo comenzar a trabajar freelance o cómo conseguir clientes. Pero si no, estos consejos te servirán para comenzar a trabajar freelance en tiempos de Covid-19 y recuperar tu economía: 

1. Encuentra algo que puedas ofrecer fácilmente

El primer paso es saber qué servicio vas a ofrecer como profesional. Y no necesariamente debe ser en tu misma carrera o en el trabajo que solías tener. Puede ser algo que puedas ofrecer fácilmente, es decir, comenzar a vender de inmediato. 

Existen áreas del trabajo independiente que han tenido gran crecimiento durante la emergencia por Covid-19. Las más demandados son servicios relacionados con la programación y desarrollo web, el diseño gráfico o la redacción. Pero también actividades relacionadas con el marketing digital, las ventas, las finanzas y nichos relacionados con la administración… Pero hay muchos más.

Intenta identificar un área donde puedas realizar trabajos puntuales que se puedan monetizar en el corto plazo. Estos pueden ser en tu área de especialidad o tratarse de otros talentos que se te dan de forma natural, conocimientos que adquiriste por hobbie u otros. 

Un ejemplo:

Imagina que eres contador, pero se te da bien la fotografía o sabes tocar un instrumento y podrías dar clases online. O si de pronto eres periodista, pero sabes de diseño gráfico y eres bueno en ello, puedes buscar proyectos en ese campo laboral.

2. Sé flexible

Sabemos que tienes tu especialidad profesional y mucha experiencia en ello. Pero este no es el mejor momento para ser inflexible con el trabajo que realizas.

Trata de tener apertura para saber identificar oportunidades que en otras circunstancias habrías ignorado. Esto aplica tanto a tu área profesional, como a los servicios que brindas y las tarifas. Obviamente, no se trata de regalar el trabajo, pero sí puedes pensar, por ejemplo, en tomar esos pequeños trabajos que antes rechazabas por ser muy pequeños o “algo que ya no haces”.

Posiblemente las nuevas oportunidades que tengas no sean trabajos en los que hubieras pensado anteriormente…

Por ejemplo, si eres experto en redacción de artículos especializados, a lo mejor nunca pensaste trabajar en corrección de textos. O si eres experto en edición de videos comerciales, tal vez trabajar en proyectos como presentaciones o clips web.

Pero recuerda que trabajar como freelancer requiere innovar constantemente y ser creativo. Ahora más que nunca esto es fundamental.

Es momento de que amplíes tu enfoque y pienses en otros clientes potenciales, aunque no sean los que tradicionalmente tomarías.

3. Amplía tus conocimientos para ofrecer más servicios

Ser freelancer implica estar en constante aprendizaje y actualizarse en cuanto a conocimientos profesionales. Pero hoy más que nunca es necesario, no solo actualizarte en cosas que ya sabías, sino aprender nuevas habilidades, para tener una mayor gama de servicios complementarios que ofrecer al cliente. 

Por ejemplo, si eres experto en diseño gráfico, más que actualizarte sobre nuevos software de diseño o las últimas mejoras de Adobe Photoshop, a lo mejor quieras aprender algo distinto, como diseño web o edición de videos para redes sociales. Tal vez, conocer nuevas tendencias y estilos que no has usado nunca, renovar tu portafolio con diseños más vanguardistas.

O si eres un escritor fantasma, tal vez quieras saber más sobre estrategias de posicionamiento SEO para ampliar tu mercado a blogs y sitios web.

El punto aquí es que tus nuevas habilidades te permitan llegar a nuevos nichos de mercado, brindar servicios complementarios al cliente para vender más.

4. Trabaja en hacer tu perfil más vendedor

Esto es algo que debes hacer siempre si trabajas freelance. Pero en épocas de emergencia, si quieres cerrar más negocios, debes prestar atención a que tu perfil esté enfocado al objetivo de vender.

No solo se trata de brindar un servicio al cliente excepcional, sino de buscar la forma en la que el cliente quiera contratarte a ti con solo ver tu perfil. 

Parte de ello es una buena redacción, que es tu primera carta de presentación. Recuerda que escribir bien habla de tu formación y calidad profesional. Escribe ideas claras y concisas de lo que haces y cómo puedes ayudar al cliente. 

Es importante que dejes clara tu área de especialización. Además, puedes agregar los años de experiencia con los que cuentas y proyectos importantes para los que has trabajado. Si aún eres joven y no cuentas con tanta experiencia, destaca tus habilidades y áreas innovadoras que a lo mejor otros trabajadores más antiguos no poseen. 

Como el cliente verá tu perfil, recuerda mantenerlo vigente. Actualizar tu portafolio o crear uno, si aún no lo tienes, con tus proyectos más recientes. Tómate una mañana o una tarde para sacar fotografías, escaneos y resúmenes de lo último en lo que has estado trabajando.

No olvides agregar certificaciones que te acreditan. Puedes colocar imágenes o enlaces hacia el documento.

Vende más fácil:

Puedes armar paquetes detallando tus servicios. Puedes especificar los puntos de cobertura de dichos servicios. Por ejemplo: Nombre del servicio, ítems que obtendrá el cliente, condiciones del servicio y precio. Así, quien encuentre tu perfil puede decidirse por comprar sin tener que negociar demasiado. 

Por último, como la imagen sigue siendo importante, una buena fotografía puede hacer mucho por ti. Evita las fotografías tipo “documento de identidad”. Elige una imagen donde estés sonriendo, con ropa cómoda pero profesional y acorde al trabajo que realizas. Puedes buscar un experto que te tome una fotografía especialmente para tu perfil o mejorar una foto que tienes retocándola. 

5. Aplica a más proyectos 

Busca enviar la mayor cantidad de ofertas que puedas a clientes potenciales, pero siempre eligiendo sabiamente. Trata de tomar tu tiempo para crear una propuesta de trabajo profesional. Algo que presente una propuesta de valor agregado, un factor diferenciador. 

Una vez tengas algo bien redactado, puedes tener guardadas algunas plantillas para facilitar el trabajo de aplicar. Lo importante de tu propuesta es que capte la atención del potencial cliente sin involucrar una baja sustancial en el precio de tus servicios. Es decir que el objetivo es que el precio sea lo de menos.

Si estás registrado en una plataforma de trabajo como SoyFreelancer.com actualiza también tu perfil online. También, puedes solicitar a tus últimos clientes su calificación a tus servicios si aún no lo hicieron.

Una vez que tu perfil se encuentre actualizado, aplica a los proyectos disponibles con una oferta bien redactada. Detalla todos los servicios con los que le puedes ayudar a tu potencial cliente. 

Recuerda que en SoyFreelancer, si eres miembro Élite, tienes aplicaciones ilimitadas por día a los proyectos que quieras y tu perfil aparece destacado. Además de acceso a chat directo con los clientes potenciales en proyectos y ofertas. 

Pro tip para encontrar clientes más rápido:

Trata de las consultas de los clientes en el plazo más corto posible de tiempo. La rapidez y agilidad en la comunicación pueden ser un factor determinante para cerrar un negocio. En la medida posible, deja un mensaje de chat en tu oferta.  

Conclusiones

Si has pasado un tiempo sin trabajo y aún no te has decidido a trabajar freelance, este es el mejor momento para apostar por ti mismo. Con algo de organización y siguiendo estos consejos, puedes lograrlo.  Si ya trabajas freelance, es momento de reinventarte para generar más oportunidades

¡Muchos éxitos!

 

encontrar trabajo en la pandemia recuperar trabajo pandemia trabajar por mi cuenta trabajo frelance covid trabajos desde casa