En el mundo laboral de los trabajadores independientes o también llamados freelancers en cualquier parte del mundo, existen distintas especialidades, oficios y profesiones. Sin embargo, hay una en especial que tiene una importancia preponderante con todo lo relacionado con el armado de sitios web y al posicionamiento SEO (Search Engine Optimization), entre otras cosas. Esta actividad es la de redactor de contenidos web.

Estos profesionales de la escritura son los creadores de las millones de palabras que forman tutoriales, historias e información general. Estos se encuentran en los artículos de los blogs, las páginas principales de los sitios web, las redes sociales, etc.

No es necesario escribir un libro para ser escritor. Esto es fácilmente demostrable con la profesión de redactor de contenidos. Sin embargo, hay que tener en consideración que el material que entrega el redactor, una vez que el cliente lo recibe, ya no le pertenece.

Características que debe tener un redactor de contenidos web

Naturalmente, lo más importante para ser un redactor de contenidos es saber cómo escribir. Para esto no solo hay que conocer las reglas de puntuación, gramática y vocabulario, también hay que tener talento.

Otra característica que distingue a un buen redactor es la flexibilidad al momento de enfrentar un nuevo tema a desarrollar. Esto conlleva paciencia para leer toda la información posible para conocer más detalles. También implica sentido común poder elegir lo más interesante en cada caso.

El redactor o redactora de contenidos web debe escribir contenido personalizado, de acuerdo con lo que necesita cada cliente. Los temas y combinaciones pueden parecer infinitos, siempre hay algo nuevo sobre lo que hay que escribir.

Algunas tareas adicionales: 

Aunque el trabajo en sí mismo del redactor es escribir, o sea crear un texto, algunos clientes solicitan a estos especialistas que agreguen fotos y enlaces en los textos. Y, por supuesto, que la redacción mantenga su naturalidad.

En general, un redactor de contenidos talentoso puede adaptar su escritura a cualquier tema. Los mismos clientes van cambiando sus pedidos en cada proyecto. Un día van a tener que escribir sobre apuestas online y al día siguiente sobre la industria del café o cualquier otro tema. Cada uno con palabras claves y enlaces relacionados.

Los tipos de textos: 

Hay distintos tipos de textos que se pueden escribir en el universo web. Por ejemplo, el redactor puede escribir un ebook, artículos, algunas frases para redes sociales o un tutorial. Todo depende de lo que necesite el cliente.

Aunque el redactor sepa escribir y sea muy creativo, hay clientes que forman a sus redactores para escribir lo que necesitan. (En algunos casos textos mucho más complejos que en otros).

Similitud o diferencias con los escritores tradicionales

Los redactores de contenidos web no escriben una novela a su gusto y después buscan un editor para publicar su trabajo. Estos redactores escriben por encargo, y es una de las diferencias más importantes.

Por otro lado, aunque deban escribir a pedido de cada cliente, es necesario que tengan su estilo. Este se expresa a través del vocabulario y la forma de manifestar las ideas para todos los temas. Sin duda, los redactores de contenidos web pueden escribir tranquilamente un artículo sobre un casino online, y a los 15 minutos comenzar a crear un texto sobre la educación en Francia.

Si tienes habilidades para la redacción o has estudiado una carrera como periodismo, comunicaciones, etc., puedes sacar provecho a tus habilidades para trabajar como redactor de contenidos web. ¡Ánimos y muchos éxitos!

 

diferencia escritor y redactor de contenidos que hace un redactor de contenidos redactor de contenidos trabajar como redactor trabajo redactor freelance