10 razones por las que necesitas trabajo freelance

En épocas de recesión económica,  la tendencia hacia la subcontratación de servicios profesionales o trabajo freelance cobra auge en el mercado laboral, ya que permite a las empresas ahorrar en pagos de sueldos fijos, instalaciones y equipo. A la vez, se desligan de la constante supervisión de personal de planta.

*Relacionado: ¿Qué es un freelancer?

Debido a ello, el acceso al empleo se ve limitado por un número decreciente de plazas fijas vacantes. Aprovechar esta nueva tendencia y trabajar freelance es la oportunidad idónea para posicionarte en tu área profesional de forma independiente, asegurarte de tener trabajo siempre e incrementar tu crecimiento personal.

Te presentamos 10 razones por las que seguramente quieras considerar el trabajo freelance y por las que hacerlo te dará mucha satisfacción.

1. Desarrollarte en tu área de competencia

¿Has sentido que tu talento está subutilizado en tu actual empleo, o que el área en la que estás asignado no es el lugar donde todos tus conocimientos se aplican o incrementan?

El trabajo freelance te permite desarrollar al máximo tu potencial como persona y como profesional. No solo sentirás la seguridad de trabajar en tu área de competencia, sino que tendrás la confianza para aventurarte más allá, innovando cada vez más y mejorando tus habilidades.

2. Ser tu propio jefe

Tan simple como se oye, “ser mi propio jefe”: No más protocolo de vestimenta sin sentido, no más angustia por ese trámite urgente en el banco que no pudiste realizar, no más reuniones extenuantes, no más horas desperdiciadas en el tráfico ni más temibles reuniones con amenazas de despido porque llegó el nuevo gerente.

Tú serás el contacto directo con tu cliente y tendrás la recompensa al entregar un trabajo bien hecho y que el reconocimiento sea realmente para ti.

Sobre todo, cuando eres “tu propio jefe”, es más que claro que trabajas para tus propios intereses, por lo cual nunca te hará falta motivación para seguir adelante.

3. Te das a conocer como experto en tu área

Cuando trabajas como profesional independiente, comienzas a pulir tu “reputación profesional”, a la vez que acumulas proyectos cuyo éxito se atribuye 100% a ti, por lo que entre más proyectos desarrolles, más visibilidad tendrás como un especialista en tu área de trabajo.

¿Has escuchado la frase “trabajar de lo que sea”? No hay concepto más errado si lo que quieres es promoverte como un especialista. La especialización hace brillar tu “marca” personal y el trabajo freelance es la mejor manera de ir ganando puntos en ese terreno.

No significa que no tengas otras áreas de competencia, sino que eres un experto en lo tuyo, que eres la mejor persona para realizar un proyecto determinado y que, por lo tanto, tu trabajo y tus aportes valen más.

4. Los ingresos son 100% para ti

Cuando realizas trabajo freelance, el trato lo haces directamente con el cliente. Puedes negociar un mejor precio por tus servicios que los que una compañía le cobraría en la coordinación de todo el equipo de trabajo más las ganancias que obtiene.

Si sabes promoverte y trabajas con disciplina, los clientes estarán contentos de trabajar contigo de forma directa.

Organiza tu tiempo 5. Aprendes a organizas tu tiempo

Cuando trabajas de manera independiente, aprendes a distribuir tu tiempo entre tus labores como profesional y las responsabilidades familiares.

Empezarás a organizar tu trabajo para completar los proyectos que tus clientes te encargan, de manera que te volverás un experto en el cumplimiento sin descuidar las obligaciones personales.

6. Crecimiento ilimitado

Si aprovechas las herramientas que la tecnología pone a tu disposición para promocionarte por la red y si sabes manejar tus relaciones profesionales trabajando bien para tus clientes, siempre tendrás trabajo asegurado, ya que ellos siempre te buscarán de nuevo y te recomendarán con otros.

Esto te permitirá un mayor crecimiento económico que el que obtendrías laborando para una empresa en la que se te paga con base en comisiones o en donde el sueldo es fijo, independientemente de la carga laboral que haya en determinado momento del año.

7. Seguridad y estabilidad en tiempos de crisis

A medida que vayas completando con éxito tus primeros proyectos, podrás irte posicionando poco a poco como un profesional reconocido, por lo que la falta de empleos o la dificultad de acceder a estos no será un problema para ti.

Todo ello sin mencionar, por supuesto, que tú nunca te despedirás a ti mismo. Como dicen, “el trabajo llama trabajo”; si te acostumbras a buscar las oportunidades por tu cuenta en vez de esperar a que otros te las den, verás cómo nunca estarás sin empleo.

Una foto publicada por SoyFreelancer (@soy_freelancer) el

8. Darle oportunidad a otros de ser tus colaboradores

Si el volumen de trabajo es alto o el cliente te ha solicitado un proyecto que involucra otros servicios, puedes crear redes de colaboradores para suplir la necesidad del cliente.

Ejemplos: si eres decorador de interiores, puedes apoyarte en la colaboración de un experto en jardinería para entregar un trabajo completo.

De esta manera, tu cliente queda más satisfecho. Es posible que te recomiende en otros proyectos donde tendrás la posibilidad de ofrecer tus servicios.

9. Trabajo con significado es igual a satisfacción personal…

Es una realidad que, en la vida actual, el trabajo no termina cuando termina el horario laboral. Constantemente, recibes correos fuera de hora, llamadas de clientes y proveedores, llevas trabajo a la casa, tienes reuniones de emergencia los fines de semana, te piden que canceles tus vacaciones… ¡Pareciera que el mercado exige atención 24/7!

A veces te sientes ahogado, se te ha hecho pensar que el trabajo es más obligatorio que satisfactorio.  “Si tuviera dinero, ¿quién querría trabajar?”, te dicen.

Nada más alejado de la realidad. El trabajo puede y DEBE ser fuente de auto realización.

Elige un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día en tu vida. -Confucio

Elige un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día en tu vida. -Confucio

Como dice Jeroen Sangers en su libro Tiempo productivo: “Separar la vida laboral de la vida personal es algo contranatural”. Haciendo trabajo freelance, puedes tener la libertad de trabajar desde casa, organizando tu horario y tu tiempo.

Puedes ocuparte de tus actividades personales y de las que te encargan tus clientes; tu trabajo pasa a ser una parte integral de tu vida, en lugar de sentir que “no vives, por estar trabajando” (lo cual, como ya señalamos, es antinatural y aburrido).

Entregar un trabajo bien hecho, a tiempo y dentro del presupuesto es algo que tus clientes agradecerán. Cada proyecto exitoso será motivo de orgullo para ti.

Saber que estás contribuyendo con una solución importante, más que solo entregar un trabajo, te llenará de mucha satisfacción ¡y además tendrás una remuneración económica por ello! ¿No es eso de lo que se trata la vida?

10. Aprovecharás al máximo tu tiempo libre

Finalmente, si te encuentras laborando dentro de una empresa, hacer trabajo freelance te ayudará a conseguir ingresos extra.

Aprovecharás tu tiempo libre de la mejor forma al hacer algo que te gusta y ganar dinero por ello.

Además, trabajar freelance te servirá para hacerte con una red de contactos y posiblemente te ayude a lograr el salto a un mejor empleo o, incluso, a que te decidas de una vez a lanzarte como profesional independiente.

Anímate a descubrir tu potencial como freelancer. Haz la prueba, la experiencia ganada será gratificante y de gran ayuda para tu currículum profesional, y puede que hasta encuentres la tan ansiada libertad económica.

*También te puede interesar: Trabajo freelance

Una foto publicada por SoyFreelancer (@soy_freelancer) el


Cover: Freepik
Agenda: Kerry Lannert
Confucio: Universidad EAFIT

Artículos relacionados