¿Qué es un freelancer?

Un freelancer es una persona que trabaja por cuenta propia, es decir sin una relación de dependencia laboral, y puede hacerlo para varios clientes que contratan sus servicios profesionales. La diferencia entre un freelancer y un emprendedor es que el freelancer suele trabajar por cuenta propia y a título personal y no como una empresa o con socios de negocios. Además, la mayoría de trabajos freelance se realizan por proyecto. Es decir que son contratos para tareas puntuales y tienen una duración corta.

Las áreas de trabajo en las que se puede desempeñar un freelancer son muchas: Desde proyectos que se pueden realizar en línea como programación, diseñador gráfico, diseño web, traducción o manejo de redes socialesPero también trabajos presenciales como fotografía, ventas, clases particulares, organización de eventos y mucho más.

Hoy abordaremos ampliamente el tema de qué es cómo ser un freelancer, ya que esta modalidad de trabajo se ha vuelto una manera cada vez más viable de ganar experiencia para cuando quieras trabajar de fijo o incluso si prefieres el autoempleo y el emprendimiento.

*Lee consejos sobre cómo comenzar a trabajar como freelancer sin experiencia previa

¿Cuáles son las ventajas de ser freelancer?

Un freelancer puede trabajar a tiempo parcial o completo. Debido a que no son empleados fijos, pueden realizar su trabajo a su propio ritmo, siempre y cuando se cumplan los requerimientos del cliente y el plazo establecido. Esto les permite tener mayor libertad que un empleado promedio.

A diferencia de lo que ocurre con los trabajadores fijos, con un freelancer, la empresa no está obligada a proveer equipo especializado ni a realizar un pago de beneficios adicionales, como vacaciones, aguinaldos, etc.

Por ello, cada vez más empresas se inclinan por la tendencia de contratar un freelancer para realizar su trabajo. Así, pueden ahorrar dinero sin tener que hacer un compromiso permanente como con los empleados fijos.

¿Qué se necesita para trabajar freelance?

Para poder trabajar como freelancer se necesita:

-Formación profesional

Si bien es cierto que para ser freelancer se puede comenzar aún sin tener experiencia laboral en una empresa, sí se necesita contar con conocimientos en un área profesional específica. Aunque no es indispensable, es mejor contar con un título de técnico o un grado universitario y especializaciones o maestrías. Pero también puedes contar con certificaciones de cursos y diplomados que te acrediten como conocedor en materia del servicio que deseas ofrecer.

-Habilidades de ventas y autopromoción

Parte fundamental de ser freelancer es tener la capacidad de promoverse personalmente y buscar nuevas oportunidades de negocios. Un freelancer debe estar siempre en búsqueda de nuevos proyectos para trabajar. Además, debe saber elaborar ofertas atractivas para los clientes. Otro punto importante es saber negociar, pero no se trata solo de regatear precios, sino de saber cómo manejar al cliente para que el precio ceda a cambio de algo y no solo por descontar dinero. Una negociación no debe basarse solo en precio y un freelancer debe saber esto.

-Un portafolios atractivo

Para poder apoyar tu labor de ventas, necesitas demostrarle a tus clientes que puedes ayudarles con lo que necesitan. Un portafolio de productos y servicios te ayudará con ello. Se trata de un catálogo donde muestres trabajos hechos ya sea para otros clientes o como simples muestras. Es decir que no necesitas haberlo hecho bajo demanda.

¿Alguna vez has visto posts del tipo «Princesas Disney si fueran hombres», «Los Simpson si los hubieran dibujado como una serie de los 80» o similares? Se trata de ideas que un artista desarrolla solo para demostrar lo que sabe.

Tú puedes tener un portafolio de diseños, escritos, traducciones, remodelaciones de interiores, mejoras a programas o sitios web, etc., con cosas hechas por tu cuenta. Y por supuesto, si los tienes, también trabajos realizados para otros, así como testimoniales y logos de empresas con las que has trabajado.

*Cómo crear un portafolios cuando no tienes experiencia

-Presencia online para darte a conocer

Tu portafolio no debe estar solo en un formato que se pueda adjuntar por correo (como un PDF o una presentación de diapositivas). También debes procurar contar con presencia online: Un blog propio, un sitio web, un catálogo en línea o perfiles en las principales redes sociales como Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, YouTube u otros. Todo depende de la naturaleza de tu trabajo y de tus posibilidades. Además, es importante tener presencia en plataformas freelance, donde los clientes puedan calificar los trabajos que realicen contigo.

Si deseas conocer más sobre cómo crear y aumentar tu presencia en la web, te invitamos a leer: Cómo mejorar tu reputación online – 6 tips claves.

-Muchas ganas y perseverancia

Claro, la idea de trabajar para ti mismo te entusiasma enseguida. Pero ten presente que debes ser constante en tu empeño. Como freelancer eres directamente responsable de tus éxitos y fracasos. No hay nadie a quién culpar, pero sobre todo, no hay nadie más que te diga qué hacer o «te motive». Debes tener automotivación, organizarte bien para hacerlo bien y no descuidar la labor de venta.

Si lo haces bien, pronto podrás contar con una  importante cartera de clientes que te permitirá vivir al 100% de ello y lograr tus metas personales y profesionales. Después de todo, no hay nada más satisfactorio que trabajar en el cumplimento de tus propios sueños y verlos hacerse realidad.

Si piensas: “Sería genial, pero ¿qué servicios puedo ofrecer?”, recuerda las habilidades que posees y los muchos conocimientos que tienes en áreas que no son parte de tu trabajo. Para que te hagas de una idea, puedes ver algunos ejemplos de trabajos que puedes hacer freelance.

¿Cómo venderse como freelancer?

Lo primero que debes hacer es saber qué servicio vas a ofrecer. Una vez hecho esto, deberás trabajar en el portafolio que ya hemos mencionado, recopilando muestras de todo lo que hayas hecho previamente o creándolas directamente para el portafolio.

Define tu propia marca personal (puedes incluso crear tu propio logo o firma) y comenzar a abrir tus perfiles en redes sociales. No olvides detallar toda la información de la manera más completa posible dentro de cada una. Coloca fotografías de tus trabajos en las mismas. Todo ello es importante, porque muchos consumidores ahora buscan primero la empresa en redes sociales antes de irse al navegador a buscar el sitio web. Tus perfiles en redes serán su primer contacto contigo.

Hecho todo lo anterior, la mejor manera de iniciar tu proceso de ventas es con tu mercado natural y referidos, para, poco a poco, ir ampliando tus contactos de negocios. Otra buena idea es enviar correos a empresas  donde comentes brevemente qué ofreces y adjuntes tu portafolios.

Por otro lado, debes registrarte en una plataforma freelance y comenzar a ofertar dentro de la misma. La parte crucial a la hora de ofertar dentro o fuera de la plataforma es saber cómo presentar una propuesta de servicios profesional. En la misma debes detallar no solo el precio, sino desglosar todo lo que incluyen tus servicios, haciendo ver al cliente que eres el mejor para ayudarle.

*Conoce más detalles sobre los pasos para comenzar a trabajar freelance.

Habla de tu experiencia con el cliente. Coméntale de trabajos similares que has hecho y algunas ideas al azar de qué podrías proponer en firme si te contrata. Establece además las fechas de entrega y formatos en tu oferta. Una vez que la hayas presentado, dale seguimiento a la propuesta para conocer la opinión del cliente.

¿Por qué trabajar freelance y no como empleado?

Ser freelancer es una de las formas más rápidas y fáciles de comenzar a trabajar en tu área y adquirir experiencia profesional.

Sobre todo actualmente, ya que existen diversas oportunidades en la web, donde clientes potenciales publican lo que buscan para contratar servicios profesionales.

Un ejemplo de ello es SoyFreelancer.com, donde los freelancers registrados tienen oportunidad de ofrecer una propuesta de servicios a quienes publican sus proyectos.

Trabajar independiente ofrece muchas ventajas, sin mencionar que eres tu propio jefe. Veamos algunas de ellas: 

1. Trabajas en lo que te interesa y ahorras tiempo

Te permite la posibilidad de trabajar en los proyectos que a ti te gustan. Puedes decidir la carga de trabajo que manejas, a diferencia de un empleo fijo, donde no puedes decir no, por más que haya sobrecarga.

Claro, que en un trabajo fijo, si tienes la suerte de trabajar para un empleador que paga horas extra, puedes ganar más dinero. Pero este pago no siempre se cumple.

Además, si lo que necesitas es tiempo para atender tus asuntos personales, trabajar más horas es muy agotador. Esto puede repercutir en tu rendimiento y hasta en tu salud.

En cambio, al ser freelancer puedes trabajar a tu ritmo, calendarizar tus actividades diarias y elegir el mejor horario para trabajar sin interrupciones.

Otro punto a favor es que hay muchos servicios y tareas que se pueden realizar vía internet. Por tanto, puedes trabajar desde casa y evitas perder horas valiosas de tu tiempo productivo en el tráfico. O en reuniones que comienzan tarde y se divaga en temas de poca relevancia.

Siendo freelancer, puedes trabajar en tus proyectos desde tu casa, o desde donde estés. Aprovechas al máximo tu jornada y tienes más tiempo libre.

2. Más experiencia y trato directo con el cliente

Cuando eres empleado, donde tu papel es el del intermediario entre el cliente y la empresa como tal. Pero al trabajar de manera independiente, estableces un vínculo directo con el cliente.

Esto te permite personalizar las condiciones de contrato y establecer tus propias tarifas.

Además, las ganancias son 100% para ti, por lo que puedes ofrecer un mejor servicio a un precio más competitivo.

Trabajar como freelancer te permite trabajar con clientes diversos y diferentes tipos de requerimientos.

Constantemente estarás aprendiendo cosas nuevas, actualizándote con conocimientos y tendencias y tecnificándote cada vez más en tu área.

Esto también se traduce en más oportunidades, ya que cuanto mayor sea tu nivel de habilidad y conocimientos técnicos, más servicios complementarios podrás ofrecer.

3. Ser freelancer puede ser el inicio de tu propio negocio

Algo importante a destacar es que ser un freelancer puede ser el primer paso para emprender tu propia empresa.

Dependiendo del servicio que ofrezcas y la diversidad de clientes que consigas, puede que comiences a necesitar la ayuda de otro freelancer al cual subcontratar para un área que no es tu especialidad.

Esto implica la coordinación de un equipo de trabajo, que podría ser la base para llegar a administrar una empresa.

Lo bueno de todo este asunto es que, si tienes empleo fijo, no necesariamente debes renunciar a él. Puedes emprender tu carrera como trabajador autónomo ofreciendo tus servicios en algo en lo que eres bueno. Podrás sacar provecho de tu talento y de tu tiempo libre.

¿Te suena interesante?

Ahora que ya sabes qué es un freelancer, te invitamos a registrarte en SoyFreelancer.com y visitar la sección Buscar Proyectos. Podrás aplicar a los que más te llamen la atención.

¡Anímate a probar tu propio potencial! Tienes mucho qué ganar.

 

cómo puedo ser freelance como ser freelancer cómo ser un freelancer como trabajar como trabajar freelance Freelance freelancer que es qué es ser freelance qué es ser freelancer qué es un freelancer que es ser un freelancer que es trabajo freelance que es un freelance que es un freelancer que significa trabajar trabajar desde casa trabajar freelance