El trabajo de un transcriptor freelance es convertir en texto un audio o un vídeo por encargo de un cliente, este suele ser un servicio que requiere tiempo, concentración, buena ortografía, un buen oído y mucha paciencia; por ello presupuestar correctamente los servicios de transcripción de audio a texto es algo muy importante si quieres tener éxito en este ramo del trabajo freelance.

Aprender cómo establecer tus tarifas por transcribir textos desde audios es una tarea esencial en esta actividad, ya que en realidad no es tan sencilla como puede parecer en un primer momento.

Antes que nada:

Este es un trabajo que se cobra por minutos de texto transcrito y el precio de cada minuto dependen de varios factores. Por otro lado, existen métodos y herramientas que te pueden ayudar a facilitar este trabajo para que sea rentable.

En este artículo te explicaremos cómo establecer tus tarifas y cuánto cobrar por transcribir de audio a texto por minuto. también te daremos algunos consejos de cuáles son las herramientas y métodos que pueden ayudarte en esta tarea.

Los tipos de audios o vídeos que los clientes generalmente buscan transcribir se encuentran grabaciones de clases, conferencias, entrevistas, testimonios, videos a los que se desea agregar subtítulos, entre otros.

¿Por qué alguien contrata servicios de transcripción si hay softwares que transcriben?

Una de las razones por las que los clientes desean contratar el servicio de transcripción de audio a texto es porque la inteligencia artificial o los softwares de transcripción no siempre son precisos. Ni con la puntuación ni con las palabras. Simplemente, en la comunicación a través del lenguaje verbal, la inteligencia artificial está lejos de lograr lo que el cerebro humano puede hacer.

En especial si el servicio se da en español u otro idioma distinto del inglés, las opciones suelen ser más limitadas y más imprecisas.

Los softwares aún son incapaces de discriminar, muletillas, errores y repeticiones en el audio a transcribir. Tampoco son capaces de realizar resumen de si no se desea una transcripción palabra por palabra. Además, si el orador pronuncia a demasiada velocidad o no tiene una buena dicción, el resultado será un texto sin mucho sentido.

Es por esto por lo que los clientes requieren el servicio de transcripción, sobre todo cuando se trata de trabajos importantes. Y ese es el papel del transcriptor freelance: Entregar un trabajo bien hecho, lógico, bien puntuado y de calidad.

Aspectos para evaluar a la hora de establecer tus tarifas por transcripción de textos

Más allá de cobrar por minuto de transcripción necesitas tener en cuenta algunos aspectos, por ejemplo:

  • Tipo de transcripción
  • Calidad del audio
  • Velocidad del habla del orador
  • Cantidad de interlocutores
  • Acento o región
  • Temática abordada
  • Cantidad de audios a transcribir
  • Herramientas de ayuda

Puedes establecer diferentes tarifas teniendo en cuenta estos factores. Eso quiere decir que puedes comenzar con una tarifa básica, estableciendo condiciones de calidad estándar que el texto debe tener. Luego, puedes especificar qué factores incrementarán el precio o en qué condiciones la tarifa que estás dando como básica ya no aplica.

¿Qué tipos de transcripción existen?

Esto se refiere a la exactitud de la transcripción dependiendo de la finalidad para la que se vaya a utilizar. Se puede identificar en varios tipos.

Transcripción literal:

Es el tipo de transcripción en el que se pasa a texto todo lo que se escucha sin resumir ni omitir ninguna palabra. Esto suele incluir también palabras cortadas repetidas muletillas dudas interrupciones breves de otros interlocutores comentarios de fondo entre otros. qué es el tipo de transcripción que se solicita en pruebas testimoniales, juicios y otros requerimientos de este tipo.

La transcripción literal suele ser más costosa por qué demora más tiempo. Además, en ocasiones necesita indicadores de contextos. Por ejemplo, indicar a quién pertenece la voz, si alguna palabra no es inteligible, etc.

Transcripción natural:

Esta es más frecuentemente solicitada e incluye los textos de forma natural, pero omitiendo información irrelevante como palabras cortadas, interlocutores que interrumpen y cuyo aporte no forma parte del mensaje u otros.

Transcripción editada:

Es aquella donde el texto se edita y formaliza para mejorar la legibilidad y facilitar la comprensión. Se corrigen errores gramaticales y verbales, se edita la jerga incomprensible, se omiten partes que no aportan al mensaje central, también se hace una corrección gramatical. Por otro lado, se suele omitir palabras repetidas, muletillas, palabras cortadas entre otras. Este tipo de transcripción es muy solicitada cuando se trata de foros o grabaciones de clases. También puede ser útil para publicaciones en medios de entrevistas realizadas verbalmente.

En este tipo de transcripción se remueven pausas, ruidos en general y cualquier palabra tema o sonido irrelevante. Requiere criterio, atención y un trabajo adicional de corrección y edición de textos.

Existen otros tipos de transcripciones como la transcripción fonética, pero esta es un área mucho más avanzada en la que se necesita conocimientos de lingüística y del Alfabeto Fonético Internacional (AFI, mejor conocido como IPA por sus siglas en inglés). Además de que puede encontrarse ligada a otras áreas como la traducción. Por lo tanto, no ahondaremos en ella en esta ocasión.

Calidad del audio

Esto se refiere a la claridad con la que se escucha el mensaje del orador. Evidentemente, si la grabación es realizada de cerca, por una persona que habla sin interrupciones o de manera clara y velocidad media, será mucho más fácil transcribir lo que dice el audio.

Por otro lado, si existe ruido de fondo o interrupciones frecuentes de otros interlocutores, si está tomada desde un lugar alejado del orador o la fuente del sonido será más difícil escuchar claramente y por lo tanto será más difícil transcribir.

Velocidad del habla del orador

Este es otro factor para observar, ya que la velocidad a la que cada persona habla es distinta. Es recomendable tomar algunas secciones del audio al azar y revisar cuántas palabras dice el orador dentro de un período determinado.

No es lo mismo que por cada minuto debas transcribir 120 o 125 palabras por minuto de audio que transcribir 180 o 190.

Este es el rango medio al que suelen hablar las personas y no es tan importante cuando se habla, pero hace gran diferencia a la hora de transcribir lo dicho.

Dependiendo de la estimación de palabras por minuto, la tarifa puede ser más alta. Puedes tomar un minuto de muestra de en medio de la grabación, al azar, y probar transcribirlo. Si no tienes oportunidad de hacerlo, consulta al cliente si el orador en el audio habla rápidamente o despacio.

El cliente generalmente no tiene problemas en responder a estas preguntas. Si te dice que habla bastante rápido, prepárate porque el trabajo requerirá más esfuerzo. Deberás escuchar con más atención y tardarás más en transcribir cada minuto.

Cantidad de interlocutores

Este aspecto se debe tener en cuenta cuando se trata de clases o entrevistas, pues, por lo general, en una clase suele haber interacción entre interlocutores. algo muy diferente así se trata de una ponencia o video instructivo. O si se trata por ejemplo de una transcripción de un vídeo para un canal de YouTube, donde sólo hay un orador.

Por otra parte, en una clase suele haber más interlocutores que en una entrevista, pero sus intervenciones pueden darse con menos frecuencia que en esta última.

En cualquiera de los casos, cuando exista un intercambio de oradores, seguramente deberás indicarlo dentro del texto, ya sea que se especifique o no el nombre de la persona.

Por lo tanto, cuando el interlocutor suele ser más de uno la tarifa puede subir de 5 a 10 centavos por minuto de audio.

Acento o región

El acento o región puede ser importante dependiendo de la distancia geográfica, así como de la claridad o neutralidad del orador para hablar.

Por ejemplo, si tú resides en México y estás transcribiendo un audio en castellano (España), posiblemente deberás prestar más atención a las palabras. A veces deberás escuchar dos veces o reducir la velocidad para entender bien el audio.

También deberás buscar algunas referencias en internet para términos que no sepas bien cómo se escriben.

Por otra parte, los acentos en un mismo país tienden a variar por zona geográfica, pudiendo dificultar la comprensión si la persona pertenece a un área rural o una zona llena de localismos.

Este es, por lo tanto, otro factor que puede hacer que la tarifa por minuto incremente.

Temática abordada y terminología

Aunado con lo anterior, la transcripción se puede dificultar si el tema tratado dentro del audio es de un nivel técnico o académico superior. También puede haber un nivel de dificultad si contiene elementos de otro idioma como anglicismos, demasiado slang, jerga profesional, mención frecuente de siglas, entre otros.

Cuando se trata de un tema sencillo puedes dejar la tarifa como la tienes establecida de forma básica. Pero si se trata de un tema más complejo deberás incrementar el valor, ya que deberás prestar más atención al trabajo y seguramente requerirá más esfuerzo de tu parte.

Cantidad de audio a transcribir

Cuando el audio es demasiado extenso, seguramente el cliente querrá que tengas alguna consideración sobre el precio por el volumen de trabajo, y desde luego puedes tenerla. Pero es mejor aplicar una cantidad fija de descuento al precio final que reducir la tarifa por minuto en función de la duración del audio.

Por ejemplo, si has determinado una tarifa de $1.75 por minuto y el audio dura 6 horas (360 minutos), esto te dará un valor total de $630. Es mejor decirle al cliente que harás todo el trabajo en $600 que, por ejemplo, reducir tu tarifa a $1.50 por minuto, con lo cual obtendrías $540. Bastante dinero menos. 

El cliente agradecerá que hayas hecho una consideración, pero el descuento será menor en el primer caso. Y en el fondo, es que en realidad el descuento debe tratarse de eso: De una consideración por el volumen de trabajo y no de abaratar tus honorarios o lo que realmente vale el trabajo.

Herramientas de ayuda

Esto se refiere a qué recursos necesitarás para transcribir un audio. Seguramente, muchos han caído en el error de pensar que solo se trata de “escuchar e ir poniendo lo que oyes”, cantar y coser…

Pero en realidad, en ocasiones pueden entregarte audios en formatos para los que no tengas un programa para reproducir y deberás convertirlos antes de comenzar a trabajar. Si el audio es muy extenso, probablemente la herramienta de conversión no sea gratuita, o deberás partir el audio en secciones con lo cual tendrás trabajo extra.

Por otra parte, si el tiempo de entrega es muy cerrado, pero el audio es bastante claro, tal vez quieras utilizar un transcriptor automático y luego corregir sobre el texto generado. estas herramientas rara vez son gratuitas y puedo entender un valor desde $0.10 hasta $1.00 o más por minuto. Dependiendo de la herramienta que necesites usar, tendrás un costo extra. Tenlo en cuenta a la hora de establecer la tarifa por minuto para tu cliente.

Por ejemplo, si tu tarifa establecida es de $2.00 pero necesitarás una herramienta de este tipo y el valor es de $0.10 por minuto, deberás cambiar tu tarifa sumando esta cantidad por minuto. Nunca omitas este costo.

¿Cuánto cobrar por minuto de transcripción?

Generalmente, una transcripción de texto puede ir desde alrededor de $1.75 por minuto cuando se trata de un solo interlocutor en tu idioma regional y con transcripción natural. A partir de ahí puedes sumar fracciones adicionales por cada factor o elemento de dificultad. El valor para una transcripción de dificultad alta puede rondar incluso los $3.50 o más.

Puedes comenzar estableciendo una tarifa básica y detallar, de acuerdo con los factores previamente vistos, cuánto dinero se recargará por minuto con cada dificultad extra.

Ejemplo:

Texto básico:

  • 1 orador
  • 125 a 130 palabras por minuto
  • Español (regional)
  • Audio claro
  • Tema no técnico
  • Transcripción natural

$1.75 por minuto

+ 1 orador o interlocutor: $0.05 extra por minuto

+ español fuera de equis región: $0.05 extra por minuto

+ Transcripción literal: $0.10 extra por minuto

Tarifa final: $1.95 por minuto

Luego de haber detallado este desglose, agrega una multiplicación de la tarifa por el total de minutos a transcribir. Si lo deseas posterior a ello puedes agregar el monto de descuento.

Ejemplo: $1.95 x 360 minutos (6 horas) = $702

Antes de establecer el tiempo de entrega, retoma la prueba de palabras por minuto que hiciste y revisa en cuánto tiempo puedes transcribir un solo minuto. Ten en cuenta que en ocasiones deberás retroceder más de una vez para volver a escuchar el audio.

Ten en cuenta también las horas que tendrás disponibles para hacer el trabajo. No es lo mismo tener el día libre para realizarlo que por ejemplo si lo harás en la noche después de tus labores diarias regulares o de tus clases.

Ten en cuenta también el tiempo de entrega para hacer un recargo extra por urgencia al cliente, como es normal hacer en cualquier trabajo freelance.

Haz los ajustes que consideres necesarios a tus tarifas, y como siempre recomendamos, revísalos regularmente.

¿Cómo puedo trabajar de transcriptor?

Ahora que ya sabes qué factores tener en cuenta para estipular el precio de tus tarifas por minuto veamos algunos consejos finales que te ayudarán hacer más fácil el trabajo de transcripción.

Busca un lugar tranquilo y silencioso

Aunque parezca obvio decirlo, el primer punto para tener en cuenta es estar en un lugar silencioso, donde corras poco riesgo de ser interrumpido a la hora de trabajar. Elimina factores como las mascotas, la música de fondo, ruido de niños jugando, sonidos provenientes de la calle, entre otros.  

Asiento cómodo y postura correcta

Procura buscar un lugar donde tenga suficiente luz natural y puedas sentarte en una posición cómoda. Después de un par de horas de estar sentado transcribiendo agradecerás tener una silla ergonómica y una posición estable.

Audífonos de buena calidad

Este es un factor técnico clave para todo freelancer que trabaja en la transcripción de textos. Contar con audífonos que funcionan y en los que se escuche con claridad el mensaje. el cable y espiga de los audífonos deberá estar en excelente estado para no generar ruidos en lo que escuchas.

No es necesario invertir en equipo costoso. unos auriculares de gama media funcionarán bien si los cuidas y trabajas en un lugar tranquilo, como hemos dicho previamente.

Función retroceder o adelantar segundos de forma rápida

Escoge un reproductor de audio que tenga la función de adelantar o retroceder algunos segundos fácilmente. Esto te será de gran utilidad cuando necesites escuchar nuevamente algo que no alcanzaste a oír bien alguna cosa, o si debes levantarte un momento y luego retomar donde te quedaste. Esto es mucho más fácil que arrastrar a mano y mucho más preciso.

El reproductor de música de Windows 11 tiene esta función, pero seguramente habrá muchas otras opciones en el mercado.

Reducir velocidad sin reducir pitch

Esta es una función que puede servirte cuando el orador habla muy claramente y está cerca de la fuente de grabación.

El reproductor automático de Windows, el reproductor VLC Player, entre otros, tienen esta función.

Te puede servir si ya tienes un párrafo escrito, pero quieres escucharlo nuevamente, pero más despacio porque no estás seguro de algo o a la hora de la revisión final.

Función dos ventanas en la misma pantalla

Esta función te será particularmente útil si necesitas realizar búsquedas en internet de términos técnicos. Puedes tener a la izquierda tus documentos de texto y a la derecha tu buscador para ir encontrando la información que necesitas. Aunque parezca insignificante ahorrarás mucho tiempo al no tener que estar intercambiando ventanas a través de minimizar. Esta es una manera de hacer más rápido el trabajo y con menos esfuerzo.

Funciones de pausa y reproducción de tu teclado

Igual que la función de doble ventana contar con un teclado desde el cual puedas pausar o reproducir sin necesidad de recurrir al trackpad o al mouse te ahorrará mucho tiempo a la hora de avanzar con el trabajo.

Si no cuentas con estas funciones en tu teclado, una herramienta que puede ayudarte es oTranscribe, donde podrás subir tu archivo de audio y usar la tecla escape para pausa o reproducir mientras vas escribiendo ninguna hoja que la misma herramienta te mostrará. Luego podrás exportarlo en formato bloc de notas (txt) o copiarlo y pegarlo en tu procesador de texto.

¿Qué programas o aplicaciones de transcripción automática hay?

Cuando el texto es demasiado extenso y tienes un tiempo de entrega corto, pero el audio es claro puedes utilizar una herramienta de transcripción para no comenzar desde cero el trabajo, sino tener una base de la cual partir. Existen algunas soluciones en el mercado para este tipo de necesidades.

Si bien no son precisas al 100% que deberás escuchar el texto desde el inicio, corregir palabras equivocadas o puntuación, agradecerás el tiempo que vas a ahorrar teniendo este paso previo cuando el audio es de larga duración o tienes muchos archivos a transcribir.

Algunas de estas soluciones son herramientas como Amberscript, Happy Transcribe y Gglot. La manera en la que funcionan es que tú subes el audio dentro del sitio, le das Convertir, esperas algunos minutos y lo descargas como un documento de texto.

Ten en cuenta que estas herramientas son de pago. Además, recuerda que este tipo de herramientas no suele ser tan precisa sobre todo en español. Por lo tanto, una revisión minuciosa siempre será necesaria, la ventaja es que podrás hacerlo de manera más rápida que si partes de cero.

Revisión de ortografía y gramática de Word

Una vez que tienes el texto transcrito, puedes usar la revisión de ortografía y gramática de Word, o del procesador de texto que utilices, para ver si no has cometido algún error involuntario.

También, si se trata de una transcripción editada puedes usar estas recomendaciones para mejorar la gramática luego de que tú lo has revisado de forma personal.

Muy importante: El proceso de revisión automática de tu procesador de texto no exonera de la revisión manual, la cual deberás hacer de forma obligatoria si quieres entregar un buen trabajo.

¿Dónde encuentro trabajo como transcriptor de audio a texto?

Como has podido ver, el trabajo de transcriptor freelance requiere concentración calidad y conocimiento de las herramientas que se utilizan, además es un trabajo que demora tiempo y en el que hay que tener en cuenta tecnicismos que a simple vista parecen irrelevantes pero que terminan complicando el trabajo por lo que establecer tus tarifas como transcriptor profesional es algo que debes hacer con mucho cuidado para que el trabajo y el esfuerzo valga la pena.

Encuentra trabajos de transcripción en nuestra sección de proyectos y envía tu oferta registrándote gratis como freelancer ahora en SoyFreelancer.com

 

cuanto cobrar por una transcripción trabajo de transcripción transcribir d audio a texto