Jun 07, 2016

Cuánto cobrar por un trabajo de diseño gráfico

Publicado en Trabajo

Cuánto cobrar por un trabajo de diseño gráfico

Tanto si eres un diseñador gráfico experto o uno que apenas va comenzando, cuando te decides por lanzarte como diseñador independiente, es normal que de pronto te encuentres con la pregunta de cómo hacer para calcular las tarifas que debes cobrar por un trabajo de diseño gráfico.

La respuesta a esta pregunta no es tan simple, pues existen muchos factores a tener en cuenta, como el nivel de habilidades que requiere el diseño. También existen otros aspectos como el grado de dificultad y el tiempo, que seguramente querrás considerar para tener en cuenta a la hora de enviar una cotización.

  1.       Costos operativos

Ten en cuenta que aparte de la mano de obra y el tiempo que uses para crear tu diseño, existen gastos de insumos que no siempre son tomados en cuenta: gasto de energía, internet, software, gasto de materiales e impresiones de prueba, bocetos, reuniones con el cliente, gastos de transporte… y, sobre todo, ¡los cambios que seguramente el cliente va a solicitar!

Intenta estimar el costo por los insumos utilizados para que te sirva como dato a la hora de incorporar dicho costo al presupuesto que presentes, y toma en cuenta las horas adicionales que usarás haciendo cambios una vez que el trabajo haya sido presentado. Con respecto a lo último, una buena idea es delimitar y detallar en el presupuesto la cantidad de sesiones para revisar cambios que incluirás como parte del servicio. Lee más al respecto en este post.

lista precios diseño gráfico

  1.       La urgencia con la que el cliente requiere el trabajo

Otro aspecto a analizar en un proyecto de diseño gráfico es el tiempo que el cliente te otorga o en todo caso, el tiempo que vas a demorar en hacer el trabajo. En este sentido debes saber que, tanto si el trabajo demorará demasiado tiempo como si es un trabajo urgente, el costo será mayor que para un trabajo en un tiempo de entrega estándar. ¿Cómo? Pues que si el trabajo es urgente, debes trabajar más rápido e invertir incluso horas de la noche para entregar el trabajo a tiempo; y por el lado, si el proyecto demora demasiado, el presupuesto debe alcanzarte para cubrir todo ese largo tiempo.

  1.       Experiencia con la que cuentas

Si has trabajado en proyectos similares al que te encargan en un momento determinado, tu experiencia es valiosa a la hora de aportar sugerencias o de ejecutar el trabajo con la menor cantidad de errores, repeticiones, etc. Por lo tanto, tu experiencia o conocimientos técnicos pesan y valen mucho para cobrar un mejor precio.

No temas hacerle ver a tu cliente que tus conocimientos en el diseño gráfico son determinantes para obtener un óptimo resultado. Recuerda que los clientes, además de precio, buscan confianza y sentirse seguros de que les entregarás un buen trabajo.

  1. Investigación y complejidad del trabajo

Para tener una idea más clara del nivel de complejidad que tendrá el trabajo, es necesario hacer un briefing, el cual consiste en un documento que contenga un resumen de las necesidades del cliente. Para poder determinar dichas necesidades, puedes hacerlo mediante una entrevista con el cliente y algunas preguntas que puedes enviar ya sea por correo o creando un formulario en línea. Google Forms y Office 365 son buenas opciones.

Un ejemplo, supongamos que te encargan diseñar un logotipo o un anuncio para una campaña específica: pregunta a quién va dirigida la campaña, quién es el público meta; también podrías consultar el presupuesto que tienen asignado y en qué medios lo publicitarán; qué es lo que ofrece el producto o servicio a publicitar, etc.

Te compartimos un par de ejemplos de cómo hacer un brief creativo:

https://www.scribd.com/doc/75455629/Brief-Creativo-Ejemplo

https://www.scribd.com/doc/77389753/BRIEF-PARA-DISENO-DE-LOGOTIPO

Hacer esto te ayudará a estimar el tiempo de trabajo que requerirá de tu parte el proyecto y a conocer mejor a tu cliente.

  1. Creación de opciones y número de revisiones

Debes estimar el número máximo de versiones y revisiones. Especifícalas dentro de tu propuesta de trabajo como parte del paquete de servicios. Una opción puede ser que ofrezcas desde 3 revisiones, pero todo depende del tiempo a trabajar en el proyecto del cliente.

Una vez estimado el esfuerzo que requiere el proyecto, puedes saber cuánto tiempo te va a demorar terminarlo. Ahora que tienes dicha información, es hora de valuar el proyecto y determinar costos. Como parte del proceso, debes preguntarte cuánto cobrarías si se tratara de un sueldo mensual. Una fórmula para determinar el precio base del proyecto es:

(Costos operativos mensuales + sueldo estimado mensual)/ 160* = Costo por hora de trabajo.

*8 horas al día x 5 días a la semana x 4 semanas al mes.

Para tener una idea de cuánto colocar como “sueldo estimado mensual” dentro de dicha fórmula, investiga un poco cuánto es el sueldo fijo mensual que reciben otros diseñadores que trabajen las mismas áreas que tú.

El resultado lo multiplicas por las horas de trabajo que ya has estimado que requerirás y eso te da como resultado el precio base al que puedes cobrar el proyecto.

Un #tip: Evita las cifras redondas en tu presupuesto, pues invitan a regatear en un nivel más amplio. Por ejemplo, si un trabajo lo estimas en $7,000, lo más probable es que a la hora de negociarlo te pida que lo dejes en $6,000. Por eso, es mejor colocar algo como $7,127.50, de este modo, el regateo podría ser hacia $7,000 exactos.

En SoyFreelancer.com, hemos desarrollado una herramienta para que puedas tener una idea estimada de cuánto debes cobrar por el servicio de diseño gráfico. Te invitamos a probar nuestra calculadora de honorarios profesionales:

Haz tus números y realiza los ajustes que estimes convenientes para que tus tarifas sean rentables y para que puedas sacar el máximo provecho y satisfacción. Sé parte de nuestro equipo de freelancers y regístrate en la plataforma.

 

Portada: Luis Llerena

Artículos relacionados