Abr 07, 2016

Solución a los 5 problemas más comunes al contratar freelance

Publicado en Reclutamiento

Solución a los 5 problemas más comunes al contratar freelance

Dentro de las actividades productivas o en la vida diaria, a veces nos encontramos con tareas que no podemos realizar por nosotros mismos ni con el personal de planta.

Cuando esto sucede, la manera más fácil de resolverlo es contratar un freelancer.

Generalmente, la persona que contrates te cobrará un anticipo para comenzar a trabajar. Luego, cuando la tarea está terminada, solicitará el pago final o cancelación del proyecto, así es como se ha manejado desde hace décadas.

Sin embargo, en ocasiones esa forma de hacerlo nos acarrea ciertos problemas. A muchos nos ha tocado más de alguna mala experiencia, desde que el trabajo se atrase hasta perder un anticipo. 

Por eso hoy veremos cómo solucionar o prevenir los problemas más frecuentes al contratar un freelancer.

¿Cómo es posible?

Muchos de los antiguos problemas a la hora de contratar freelance pueden solventarse fácilmente, gracias a la tecnología y herramientas de comunicación:

1. Evitar perder tu anticipo

A veces puede pasar: Contratas a alguien y le das un anticipo (25%, 30% o hasta 50%), pues el freelancer necesita insumos para ponerse a trabajar.

Pero luego resulta que, después del primer avance, recibes un segundo a medias y ningún tercero. Intentas controlar a la persona pero es imposible. No te contesta el teléfono, ni los mails, nada; se borró del mapa…

Esto se puede solucionar con la ayuda de una plataforma de trabajo que tenga sistema de pago en escrow, como SoyFreelancer. Así, el pago del 100% se hace al contratar, pero se queda depósito en garantía para asegurar al freelancer que se le pagará al completar su trabajo. Y a ti te garantiza que no perderás un anticipo sin haber recibido nada.

Si el freelancer no entrega, no liberas el pago. Si el freelancer completa su trabajo y estás 100% satisfecho, entonces lo apruebas.

El escrow sirve para generar confianza mutua entre el cliente y el freelancer.

2. Recibir la calidad por la que pagaste

Imagina que contratas a alguien y se pone a trabajar, pero luego ves el avance del trabajo, pides cambios y luego de varios intentos, ves que la persona no es la ideal para hacer lo que necesitas. No es lo que esperabas ni lo que te prometieron. Pero como ya diste un anticipo o ya pagaste muchos avances, te conformas… o el freelancer se niega a hacer más cambios.

Aquí también juega un papel determinante la implementación de escrow. Si el trabajo no tiene la calidad esperada, puedes exigir los cambios necesarios para cumplir con lo pactado.

A final de cada trabajo puedes evaluar al freelancer en aspectos como el tiempo de entrega, calidad de trabajo, comunicación, etc.

Una calificación en la cual su reputación online está en juego. De manera que cualquiera lo pensaría dos veces antes de quedar mal.

Para dar mayor seguridad al cliente, dentro de la plataforma de SoyFreelancer cuentas con soporte vía chat y un seguimiento cercano al proceso de cada proyecto. De haber un inconveniente, puedes apelar el caso para reasignar al freelancer.

3. Mantener fluida la comunicación

Puede ser que hayas tenido alguna vez problemas de comunicación con la persona que contrataste: Te dice que perdió el correo que enviaste, que no recibió la información, etc.

Acá puedes utilizar dos herramientas:

1. Almacenamiento colaborativo en la nube: Puedes valerte de herramientas de almacenamiento como Google Drive, One Drive, entre otros, para llevar un registro de archivos sobre los cuales se trabaja.

2. Una plataforma de trabajo en línea: De esa forma, mantienes una comunicación constante y aseguras el progreso de tu proyecto, ya sea mediante la asignación de tareas o el envío de archivos y links de descarga dentro de la plataforma.

La ventaja es que toda la comunicación queda centralizada y no debes naufragar entre miles de correos y mensajes para saber qué fue lo último que acordaron.

4. Encontrar fácilmente a la persona correcta 

Buscar al freelancer adecuado puede suponer una tarea difícil y que toma su tiempo. Pero eso se puede solventar fácilmente.

Usualmente, lo que la gente hace es solicitar referencias, ya sea de amigos o familiares. Luego los cita para entrevistarlos y pierde parte de su tiempo en ello. Lo peor es que, a lo sumo, puede encontrar dos o tres referidos.

Otros recurren a la popular, pero poco fructífera idea de postearlo en redes sociales… como Facebook.

Lo que ocurre a continuación es que la publicación se pierde entre muchos otros posts y no recibes ninguna propuesta. O que debes agregar a tus amigos a mucha gente que no conoces, luego comienzas a recibir decenas de inbox o hasta publicaciones en tu muro.

Otros preguntan solo por curiosidad y cuando quieres contratar te dicen que en ese momento están ocupados. O que no tienen la experiencia ni las habilidades que se requieren. En pocas palabras, te hacen perder el tiempo.

Lo mejor en este caso es publicar tu proyecto en una plataforma especializada, en donde te enviarán propuestas en concreto. Por lo tanto, quien te oferta es alguien que está interesado y tiene tiempo para ti.

Además, encontrarás a más candidatos mucho más fácil, pues ellos llegarán a ti, sin necesidad de andarlos buscando.

Por otro lado, podrás comparar sus perfiles y portafolios, los cuales estarán estandarizados y disponibles dentro de la plataforma para que puedas visualizarlos.

Si tienes preguntas, podrás hacerlas solo a quien tú quieras y así elegir la mejor oferta.

5. Validar el avance del trabajo

A veces puede pasar que contratas a alguien y no te presenta ningún avance… un día le llamas y te dice que lo que pasa es que no le enviaste X o Y, que no entendió, que no le has dicho qué hacer, etc.

Puedes solucionarlo con dos herramientas:

1. Asignar tareas mediante la consola de trabajo: Así la persona tendrá claro desde el inicio lo que necesitas que haga y podrá ir marcando cada tarea como completada.

2. Utilizar un chat o videollamadas: Es muy recomendable que una vez que contrates a alguien, tengas una reunión virtual, mediante herramientas como Hangouts, Skype, etc., así, explicas las dudas que tenga y le dejas saber que las tareas estarán anotadas para ser completadas. En caso de duda, pídele que se comunique contigo por dicho medio.

 

En síntesis

Como has visto, contratar y trabajar a través de una plataforma freelance como SoyFreelancer.com puede ayudarte a solventar la mayoría de problemas al contratar freelance.

Ponemos a tu disposición las herramientas necesarias para que tengas más confianza a la hora de subcontratar y para que des seguimiento a tus proyectos de manera fácil, incluso desde tu smartphone. Puedes irte olvidando de esos problemas comunes al contratar un freelancer.

Te invitamos a registrarte gratis y publicar tu proyecto con nosotros visitando SoyFreelancer.com.

¡Muchos éxitos en tus futuros proyectos!
Portada: Raumtor

Artículos relacionados

Ahorra tiempo y dinero, contrata un freelancer y dale vida a tus ideas con soyfreelancer.com