Incorporar nuevos colaboradores dentro de una empresa pequeña puede ser todo un reto, debido a que se cuenta con poca experiencia en el reclutamiento de personal, ya sea que se hable de contratar trabajadores freelance o de personal de tiempo completo.

Evaluar acertadamente las habilidades de los nuevos candidatos es solo parte del proceso. También es necesario analizar si realmente se necesita contratar a alguien para incorporarse en  planilla o si es mejor subcontratar los servicios a través de un freelancer. Saber identificar esto puede ayudar a tu negocio a ahorrar tiempo, recursos, dinero y trámites innecesarios.

Por ello, ahora hablaremos de cuándo debes elegir una opción o la otra. Es decir, te daremos una guía de cuándo contratar trabajadores freelance y cuándo es mejor incorporar a un nuevo integrante de tiempo completo a tu equipo de trabajo.

Para poder determinar mejor cuál es la opción más rentable y adecuada, hay que conocer cuáles son las principales ventajas de cada tipo de trabajador. Vamos a ver cuáles son las características de cada uno. También veremos cuándo conviene más contratar a uno u otro:

Ventajas de los trabajadores freelance

Existen muchas razones por las que un trabajador freelance puede ser el mejor aliado para tu negocio. Estas son sus principales ventajas:

Los freelancers son especialistas en lo que hacen:

No necesitas capacitarlos y están acostumbrados a realizar trabajo de gran calidad en áreas determinadas. Como trabajan en proyectos diversos dentro de un mismo nicho, incluso pueden aportarte idea para mejorar tu proyecto.

Ya sea que necesites un artículo para tu blog, una mejora SEO a tu sitio web, el diseño de publicidad o cualquier otro trabajo puntual, puedes encontrar a un especialista en dicha área. Si tiene una necesidad específica, tiene sentido buscar un especialista en ese campo.

Ahorras espacio, recursos y equipo de oficina:

Como el trabajo se puede llevar a cabo dentro de tu oficina y también de forma remota, cada freelancer cuenta con su propio equipo que pueden utilizar en cualquier espacio, no necesitas un local más grande, ni comprar otra computadora. Tampoco invertir en una licencia de software especializado.

Contratar a un profesional independiente te permite expandir tu equipo de trabajo sin que te cueste mucho más. Sin mencionar, el ahorro de papeleo y entrevistas que supone un candidato a tiempo completo.

Si necesitas contratar de forma rápida a alguien que empiece a producir inmediatamente se haga el trato, un freelancer te conviene más.

Pagas solo el trabajo que necesitas:

Debido a que los proyectos suelen tener un presupuesto fijo (no en todos los casos, pero sí en la mayoría), no pagas días festivos, vacaciones ni obligaciones patronales que sí tienes con un trabajador a tiempo completo.

Además, puedes incrementar o reducir recursos según la carga de trabajo que tengas. Por otro lado, las tarifas freelance están en función de la dificultad de cada trabajo. Esto quiere decir que en los proyectos más fáciles el tiempo trabajado que deberás pagar te costará menos.

Posiblemente, el costo por hora te parezca más elevado que el pago por hora de alguien a tiempop completo, pero en el largo plazo verás que es más eficiente y más barato subcontratar. 

A tener en cuenta:

Existen algunas consideraciones sobre los trabajadores freelance que debes tener en consideración antes de contratar.

A pesar de que los trabajadores freelance son especialistas en sus áreas, también es verdad que los más calificados suelen estar más ocupados y cobrar mejor sus servicios. En este punto, es importante que evalúes no solo el precio, sino la expertise que posee el profesional que desees contratar.

Ten también en cuenta que, como personas de negocios, el compromiso, profesionalismo y cumplimiento debe ser en ambos sentidos.

Debes cumplir con los tiempos para aprobar su trabajo. También, comunicarte bien con el trabajador, pagar a tiempo y trabajar de forma transparente para que quieran volver a trabajar contigo. De lo contrario, podrían rechazar el tomar tus proyectos en futuras ocasiones.

¿Cuándo contratar un freelancer?

Estas son algunas claves a evaluar para saber qué tipos de trabajo requieren la contratación de un freelancer antes que un trabajador de tiempo completo.

No se trata de tareas diarias: Si es algo que realizas un par de veces a la semana, al mes o en intervalos aún mayores de tiempo.

Hay una fecha de inicio y de cierre: Por ejemplo, tareas poco frecuentes, proyectos especiales que no vas a volver a repetir, eventos y otros similares. Antes que desviar o detener el trabajo de tus colaboradores permanentes para cubrir la necesidad, considera contratar un freelancer.

Se pueden hacer a cualquier hora: Es decir, si el trabajo tiene una fecha de entrega, pero no importa a qué hora se haga siempre y cuando se entregue el día que corresponde.

Se puede hacer remotamente: Cuando no se usará equipo especializado que poseas en tu negocio. Muchas de las tareas que no implican manufactura ni supervisión de personal pueden llevarse a cabo completamente online. O pueden coordinarse de la misma forma.

Ventajas de los trabajadores fijos o de tiempo completo

Contar con buenos trabajadores a tiempo completo en tu equipo es fundamental para que tu negocio crezca. Estas son algunos de los beneficios que te ofrece contar con un colaborador a tiempo completo.

Mayor compromiso con los objetivos del negocio:

Por supuesto, sabemos que existe la rotación de personal. Si un trabajador no se siente bien, puede irse en cualquier momento. Sin embargo, al haber un contrato de por medio, los empleados fijos buscan estabilidad y mantener la relación de trabajo en un lugar donde se sientan valorados y comprometidos.

Eso significa que tienen más tiempo para conocer tu negocio y volverse expertos en lo que hacen. De ir aprendiendo, escalando y capacitando a otros. Incluso, dependiendo de la naturaleza de tu negocio, ser piezas claves para tu expansión con nuevas sucursales.

Cuentas con ellos de forma segura:

Al contratar un trabajador a tiempo completo, tienes la certeza de un horario de trabajo que lo compromete. Esto significa que el trabajo no está supeditado a si la persona “tiene tiempo o no”.

El trabajador fijo estará ahí de forma segura. Por ello, si tienes tareas que se realizan a diario o de forma muy recurrente en tu negocio, lo mejor es contratar personal fijo.

Conocen su papel dentro del negocio:

Una de las mayores ventajas de un trabajador comprometido que está en planilla o fijo es que conoce cuál es la función del trabajo que hace dentro de tu empresa. Es decir, reconoce qué papel juega cada labor o tarea que realiza y cómo esta infiere en el resto de eslabones de tu cadena de producción. Esto hace que no solo mantenga el compromiso con el cumplimiento, sino que hace que sus contribuciones dentro de tu negocio sean cada vez más valiosas.

Este punto es muy útil si el rubro de tu negocio se encuentra en un área muy especializada. Después de todo, los trabajadores fijos pueden desarrollar una relación más cercana con tus clientes y así comprender mejor lo que necesitan.

Consideraciones que debes tener:

Reclutar personal de fijo puede consumir bastante tiempo y recursos de tu negocio. No solo es el tiempo que usarás para captar candidatos y entrevistar, sino el tiempo que invertirás en capacitación y los recursos de asignar un nuevo escritorio o puesto.

Por otro lado, las prestaciones laborales y obligaciones patronales son fijas, sea la época del año que sea y haya el volumen de trabajo que haya.

Esto quiere decir que tener un trabajador de tiempo completo es más costoso. Por lo tanto, debes ser aún más cuidadoso a la hora de elegir al candidato adecuado. Esto, obviamente, te demorará más tiempo.

Si tienes proyectos o trabajos con plazos de entrega cortos que requieran un conocimiento o experticia que no se tenga por completo en la empresa, lo mejor es contratar un trabajador freelance mientras encuentras a un trabajador ideal. Por otro lado, contratar un mal elemento puede resultar en mal servicio al cliente. Por ejemplo, fallas en tu cadena de producción, promoción de conductas poco productivas entre otros trabajadores, etc. Es decir que puede significar una pérdida de tiempo y de dinero en tu negocio. Elige cuidadosamente antes de agregar a alguien nuevo a tu planilla.

¿Cuándo contratar a alguien en planilla?

Por supuesto, no todo se puede manejar con subcontratos (¿o sí? … ).

Estas son algunas consideraciones para evaluar si en determinada tarea o área ha llegado la hora de contratar a alguien de tiempo completo.

El volumen de trabajo es continuo: Si el volumen de trabajo, las órdenes y la carga laboral es frecuente. Lo suficientemente frecuente como para mantener a una persona más de medio día ocupada en tu negocio. (Recuerda que puedes contratar de fijo para media jornada o para jornada completa).

No existe una fecha de cierre o finalización: Cuando se considera que el trabajo se realizará indefinidamente. Es decir que no se prevé que se deje de realizar alguna vez.

Se requiere de un horario específico: Aun cuando pueda existir flexibilidad de horarios o turnos rotativos, los trabajadores deben ceñirse a determinada cantidad de horas durante las cuales se considera que estarán a tu servicio. Es decir, cuando necesitas que estén determinada cantidad de horas diarias en tu negocio o a tu disposición.

No se puede hacer remotamente: Si sumado a lo anterior, el trabajo requiere la presencia física de la persona. Por ejemplo, en ventanillas de atención al cliente, supervisión de personal… También trabajos que requieren la operación de equipos específicos, elaboración de productos manufacturados, preparación de alimentos, control de calidad, entre otros.

En conclusión

La modalidad de contratación y economía freelance está cada vez más en auge. Es esa la razón por la que cada vez más trabajadores se suman a la tendencia. A la vez, más y más empresas de todos los rubros y tamaños se deciden por la subcontratación de servicios.

Pero más allá de responder a las tendencias del mercado, la elección entre contratar freelance o integrar a un nuevo miembro a tiempo completo a tu equipo debe responder a la necesidad de tu empresa.

Si se trata de labores que se llevan a cabo a diario y el trabajo realizado será una pieza clave del crecimiento de tu negocio, lo ideal es contar con un trabajador a tiempo completo.

Pero si la carga de trabajo en determinada área no es constante ni tiene volumen suficiente, invertir recursos en un trabajador de tiempo completo podría no ser lo ideal. Para ese tipo de casos, lo mejor es contratar a un trabajador freelance.

Publica gratis los requerimientos para tu próximo proyecto en SoyFreelancer.com. Podrás recibir ofertas de diferentes freelancers en el área que necesitas. Además, podrás contratar de forma 100% segura gracias a nuestro sistema de escrow.

Si aún no estás registrado como cliente, crea tu cuenta aquí y publica ahora.

contratar a tiempo completo o freelance contratar freelance o un trabajador en planilla freelance vs planilla freelance vs trabajador fijo