Cómo hacer una infografía fácil y rápido [guía de 5 pasos]

Las infografías son recursos visuales para presentar datos estadísticos o procesos de manera que destaquen datos relevantes y puedan ser más fácilmente comprensibles por quien los revisa.

Es decir que presentan datos complejos de forma simplificada y ordenada.

Para las empresas, las infografías son elementos de mucha utilidad en documentos como presentaciones, reportes de sustentabilidad, memorias de labores, entre otros.

Si no eres diseñador, saber cómo prepararlas puede parecer difícil. Pero por suerte, siempre puedes contar con ayuda de un profesional para la creación de infografías. Y siguiendo ciertas pautas, sabrás qué indicaciones darle para obtener un diseño bonito y de calidad.

Hoy te presentamos una guía paso a paso de cómo hacer una infografía y cómo encontrar un buen diseñador para ayudarte.

¿Para qué usar infografías?

Agregar infografías a tus documentos, en lugar de solo texto plano o de meras tablas y gráficos, te permite ofrece varias ventajas:

  • Hace más llamativa la información presentada.
  • La inclusión de imágenes infográficas rompe el cansancio visual.
  • Permite una mejor comprensión de los datos presentados.
  • Es un gran recurso nemotécnico, porque las imágenes ayudan a memorizar mejor.
  • Puede ser usada como referencia por otros investigadores o en otros documentos.
  • En formato digital, es posible incrustarla en otros sitios, lo que ayuda a incrementar tus visitas mensuales y mejorar tu posicionamiento SEO.

Como ves, los recursos infográficos te pueden ser de gran utilidad. Ahora veamos cómo hacer una infografía paso a paso, sin morir en el intento:

1. Define los objetivos de tu infografía

Antes de que empieces a pensar en el diseño de la infografía, debes definir cuáles son los objetivos de la misma.

Estos objetivos deben ser claros y específicos, por lo cual el primer paso es establecer un “problema” que tu infografía va a resolver brindando información puntual en dicho tema.

Puedes realizar una lista de preguntas a responder, las cuales se procesarán y abordarán en la infografía.

Por ejemplo:

Imagina que quieres presentar información sobre cuál ha sido el consumo por año de un producto.

Algunas preguntas serían:

  • ¿Cuál es el período de tiempo a mostrar?
  • ¿Cuántos productos se mostrarán?
  • ¿De qué ciudades se mostrarán datos?
  • ¿Se dividirá por género, por edad, etc.?

Una vez que tienes las preguntas a las que tu infografía deberá responder, puedes pasar al siguiente paso.

2. Recolecta los datos para tu infografía

Si tienes ya las preguntas específicas definidas, es momento de comenzar a recopilar y tabular la información.

Si ya la tienes, puedes pasar directo al paso tres. De lo contrario, no te preocupes: Puedes iniciar revisando la documentación y elaborando un cuadro sencillo en una hoja de cálculo (Excel o similares).

Para el ejemplo anterior, puedes apuntar primero los años en una fila, luego en una columna detallar los productos e ir ingresando los datos correspondientes. En caso de que lo hayas dividido por género o por rangos de edad, podrías usar grupos de columnas por cada año marcado.

De cualquier forma, gracias a internet, es posible conseguir datos útiles de casi cualquier tema, sin tener que llevar a cabo tu propia investigación. Por lo que también puedes visitar diferentes sitios para recoger la información que necesitas. Posteriormente, podrás organizarla.

Un tip:

Para refinar tus búsquedas en Google, puedes usar comillas para buscar frases exactas. También, puedes usar un signo menos para excluir términos que no quieras en tus resultados o un signo más para que indicar que otro término es obligatorio en el resultado.

Otros lugares útiles para buscar datos existentes son las páginas gubernamentales, universidades o revistas científicas.

No dejes de dar una mirada a documentos en pdf, presentaciones o incluso videos, los cuales pueden ser de gran utilidad a la hora de conseguir los datos a tabular.

Solo en caso de que no encuentres ninguna información en la red, deberás realizar tu propia investigación.

3. Visualiza los datos en tu infografía

Una vez que tienes las preguntas a responder y los datos que necesitas para hacerlo, el siguiente paso es decidir cómo vas a presentar esos datos visualmente.

Para cada conjunto de datos, determina si quieres informar, comparar, hacer correlaciones o mostrar un flujo de procesos.

Volviendo al ejemplo de los productos consumidos: lo que se estaría buscando es hacer una comparación de consumo por años, por lo que se deberá poder observar en una misma línea o parámetro de medida cada uno de los productos a mostrar, de forma que se puedan comparar unos con otros y dichas comparaciones a la vez se puedan comparar con los años anteriores y posteriores.

Piensa en un título breve que indique a las personas qué duda resolverán al ver el gráfico: Productos más consumidos por año, países que más han gastado en equis producto, etc.

4. Piensa en el diseño y boceta

Ahora que tienes las preguntas a responder, los datos recopilados y que sabes cómo vas a presentarlos es el momento de que elijas el diseño y la distribución de tus datos.

Puedes comenzar bosquejando en una hoja en blanco cómo visualizas que se dispongan los elementos y qué tipo de gráficos vas a usar.

Los diseños de infografías suelen usar elementos gráficos más allá de barras y gráficas de pastel, por lo que puedes usar directamente dibujos que representen el elemento descrito.

Por ejemplo, si hablas de cantidades de personas, puedes usar iconos con forma humana, completos o en fracciones. Si hablas de productos consumidos por año, como en el ejemplo planteado al inicio, puedes usar el dibujo del producto en sí en unidades o en fracciones.

Utiliza las preguntas originalmente planteadas para guiar tu diseño y el flujo en el que se presenta la información.

ProTip:

Organizar los elementos a presentar en forma de cuadrícula, triángulo, círculo u otra forma geométrica es una forma fácil de comenzar a darle forma a tu infografía.

Si se trata de un contenido que representa un solo flujo, proceso o línea temporal, puedes ordenarlo todo en una sola línea o columna. Si es comparativo puedes hacerlo dos columnas o filas. Lo que importa es tener el bosquejo antes de comenzar a diseñar en la computadora.

Piensa también en cómo vas a distribuir los elementos y agrega los textos explicativos que contendrá.

Estos deben ser cortos y con fines complementarios. La idea es que la imagen hable por sí misma y los números deberán ser solo respuestas a las preguntas, descripciones cortas o datos numéricos.

Luego que tienes esto bosquejado, puedes buscar ideas de diseños.

5. Aplica el diseño

Ahora viene la parte en la que agregas el diseño que deseas a tus datos para que la información se vea clara y bien distribuida.

Primero que nada, elige tipografía fácil de leer. Si puedes usar una similar a la que siempre usas en tu identidad de empresa o publicidad, es mejor. Utiliza una para el título y otras para los datos y descripciones o notas adicionales.

No es recomendable que la letra sea muy fina o con poco espacio (kerning) entre las letras. Tampoco uses letra cursiva o decorativa. Recuerda que los elementos de imagen consumirán gran parte del espacio usado. Al fin y al cabo, la idea es que el lector comprenda más con menos palabras, pero no por ello vas a arriesgarse a que no visualice correctamente los datos.

Ahora puedes buscar ideas de diseños o dibujos para usar también.

Importante:

Sitios como Venngage o Canva pueden ofrecerte ideas de diseños y en algunos casos personalizarlos. Para infografías sencillas, este tipo de herramientas puede resolver bien.

Sin embargo, si es como en la mayoría de casos, seguramente no tendrás tiempo o deberás tomar horas para aprender a usar la herramienta. Tal vez no encuentres todos los elementos que buscas. O deberás resignarte a que el infográfico tenga marcas de agua. O, finalmente, deberás pagar y aún no obtendrás el resultado que deseas. (Otras herramientas son Word o Power Point, pero también son muy limitadas).

Por ello, lo mejor es buscar ayuda de un profesional en diseño de infografías para que te ayude a crear un diseño único y con los colores de tu medio o empresa.

Plantéale la información a publicar, muestra tu boceto de la distribución y coméntale las ideas generales que tienes para el diseño o el tipo de dibujo que te gustaría:

Puede ser algo infantil, o con diseño profesional, dibujos simplificados, iconos representativos, etc.

Recuerda, antes de elegir, revisar y comparar entre diferentes ofertas y perfiles de diseñadores. Solicita muestras de sus trabajos anteriores y pregunta qué otras ideas tienen para ti.

*Mira aquí cómo elegir al mejor diseñador gráfico.

Una vez que tienes a la persona idónea, presenta tus ideas y datos a diagramar. Pídele que te ayude a elegir una paleta de color adecuada, ya sea a los elementos gráficos mostrados o a tu imagen institucional. Aprueba los colores y tipografía usar y pide que el diseñador te presente dos propuestas. O tres, pero no más.

A estas alturas, el objetivo y distribución deberán estar ya bien claras. Elegir el estilo para el diseño no debe demorarte mucho.

Distribución de elementos y espacio en blanco

Primero que nada, supervisa con el diseñador que el espacio dejado entre cada elemento, permite ver todo correctamente sin sobrecargar. Es decir que los elementos deben ser perfectamente visibles, pero deben conservar suficiente espacio o “aire” entre ellos. Esto ayudará a que tu infografía sea más clara y fácil de comprender. Además, hará que quien la vea, sí quiera revisar los datos presentados.

El espacio en blanco o espacio negativo se refiere a las áreas de la página que no contienen texto o imágenes.

Procura dejar algún espacio libre alrededor del infográfico para que este destaque en el medio digital o impreso en el que lo presentas.

Una vez que tu diseñador ha organizado todo, únicamente resta verificar que los datos presentados estén correctos. Revisa dos veces los datos estadísticos y cualquier información complementaria colocada. Luego, solicita la versión final en el formato que la necesites: PDF, JPG, PNG, etc.

¡Listo!

Tu infográfico está terminado. Si has seguido los pasos, seguramente tu infografía resultará en algo increíble y de mucho interés para tu público meta.

Recuerda registrarte gratis y publicar tu proyecto en SoyFreelancer.com para poder obtener ofertas de los mejores diseñadores freelance de habla hispana alrededor del mundo.

¡Muchos éxitos!

 

Temas: como hacer buenas infografias, cómo hacer infografías, cómo hacer un infográfico, cómo hacer una buena infografía, cómo hacer una infografía, cómo puedo hacer una infografía, consejos infografia, crear infográficos, infografia como se hace, infografia que es, infografías paso a paso, para qué sirve una infografía, para que sirven las infografias, paso de una infografía, qué es una infografía, que son las infografias, tips infografias,

Ahorra tiempo y dinero, contrata un freelancer y dale vida a tus ideas con soyfreelancer.com