Jun 10, 2017

Cómo escribir un artículo atractivo que promocione al 100% tu marca

Publicado en Productividad

Cómo escribir un artículo atractivo que promocione al 100% tu marca

Un aspecto esencial para tu estrategia de marketing es que tu sitio web cuente con un blog donde publicar contenido enfocado a tus lectores, que pueden ser potenciales clientes de tu negocio o simplemente alguien interesado lo que tengas que decir sobre cualquier tema; sin embargo, no siempre es fácil saber cómo escribir un artículo de blog, desde el tema a elegir hasta cómo redactar el contenido.

Puede parecer sencillo, pero es una tarea que tiene varios aspectos que debes cubrir, si quieres tener éxito en internet.

*Lee la guía definitiva para atraer clientes 24/7 sin gastar en publicidad

En primer lugar, debes recordar los objetivos que tiene tu blog: Ofrecer contenidos de valor a tus lectores y aumentar la credibilidad de tu marca, independientemente al nicho que vayas a atacar.

¿Y cómo se redacta una buena entrada de blog?

Ya sea que tú mismo seas quien redacta los contenidos para tu sitio o que contrates a un redactor freelance, existe una serie de pasos a seguir para ello.

Si sigues estos pasos, podrás escribir más fácilmente sobre cualquier tema y tus artículos funcionarán mejor dentro de tu estrategia de contenido marketing.

1. Elegir tu público meta y luego fijar temas de interés

En primer lugar, debes pensar en un tema que esté relacionado con tu negocio y que trate un asunto de importancia para tus clientes.

Esto puede ser alguna novedad que desees compartir con ellos, sobre productos o mejoras en un servicio determinado, o la forma de resolver un problema que sea común entre quienes buscan tus servicios.

Ponte en el lugar del cliente:

Pregúntate qué tipo de soluciones buscan tus clientes y qué es lo que tú puedes aportarles a través de tus conocimientos como experto en la materia.

2. Haz una búsqueda de palabras claves

2

Una vez que tienes definido cuál es el tema del cual va a tratar el artículo que quieres escribir, debes hacer una pequeña búsqueda de keywords o palabras claves.

Estas son términos de búsqueda que las personas suelen utilizar para buscar sobre un tema en particular.

Para encontrarlas puedes valerte de herramientas como el Keyword Planner de Google.

También puedes utilizar otras que son gratuitas como KeywordTool.io o freemium como Semrush o Moz.

La idea es hallar cuáles son los términos o palabras que los usuarios usan para encontrar algo en específico, para luego incluirlos en el cuerpo del artículo.

Fíjate en los números:

La clave de cómo elegir buenas keywords para tu artículo está en el volumen de búsqueda mensual que tengan.

Obviamente, si la palabra clave tiene un buen volumen de búsqueda, significa que la gente podrá hallarte con más facilidad.

Anota todas las keywords que estén relacionadas con el tema de tu artículo, escogiendo una principal, que es aquella sobre la cual girará todo el desarrollo del post y que describe mejor de qué se trata tu artículo.

Procura no usar demasiadas, ya que se pierde el foco del tema. 5 o 6 bien elegidas deben bastar.

Lo importante es que sean términos relacionados entre sí y que den un contexto sobre lo que se trata el artículo.

A estas se les conoce como keywords LSI (Latent Semantic Indexing), o palabras semánticamente relacionadas.

Una forma fácil de encontrarlas, además del planificador de palabras claves, es haciendo una búsqueda y ver términos complementarios o sugerencias que te da Google en búsquedas relacionadas, en la parte inferior de los resultados.

3. Elige un título que describa el contenido

Cuando comienzas a escribir un artículo para tu blog es importante que definas un título, el cual debe ser llamativo y a la vez introducir al lector al tema, adelantándole o haciendo énfasis en qué es lo que encontrará en especial.

Un ejemplo:

“Cómo crear tu portafolio cuando no tienes experiencia”.

Como ves, el título promete mostrarte cómo, pero también especifica que podrás hacerlo aun cuando nunca lo hayas realizado o incluso si no cuentas con mucha experiencia laboral.

Definir bien el título te ayudará a mantenerte enfocado en qué puntos vas a tratar en tu blog para resolver lo que planteas.

El título es una promesa de que tienes la respuesta que los lectores buscan a sus preguntas.

Todo el contenido debe tratar sobre el mismo y no desviarse o extenderse demasiado en otras cuestiones, pues esto hará que se pierda el objetivo central del artículo.  

Imagina que tu post es “cómo elegir muebles para decorar una habitación”, entonces procura enfocarte en ello y no desviarte en asuntos como la pintura de la habitación, el mantenimiento de los muebles, etc.

Recuerda que la solución que planteas a lo que el lector busca está dado desde el título.

Necesario tener en cuenta:

Tu título no debe tener más de 70 caracteres, para que pueda leerse completo cuando aparezca en los resultados de búsqueda de Google.

Te recomendamos el sitio contarcaracteres.com para contar rápidamente la cantidad de letras de tus titulares. Si utilizas WordPress, puedes usar el plugin de Yoast SEO.

Luego de que completes el contenido del artículo podrás darle mejor forma al título, si lo deseas, para que sea más atractivo, pero es importante tener claro de qué hablarás específicamente.

Elige bien las palabras:

Desde luego el título debe incluir la palabra clave que has definido como principal para que aparezca en las búsquedas en internet y la gente sepa de qué se trata tu artículo.

Con un título atractivo y claro, es más probable que le den clic para ver el contenido. Esto ayudará a tu blog con el CTR y, por lo tanto, hará que se posicione mejor dentro de los resultados de búsqueda.

De ahí la importancia de que tu título capture la atención del lector. Utiliza paréntesis para completar ideas sobre el tema que tratas.

CoSchedule te recomienda utilizar una mezcla de palabras comunes, poco comunes, así como power words que ayuden a dar fuerza a tu mensaje, palabras que despierten una emoción positiva en el lector.

Por último, intenta que el título no tenga demasiadas palabras. Nueve o diez es un promedio aceptable.

4. Escribe la introducción del artículo

4

Para comenzar a escribir un artículo, debes plantear un asunto que sea común a todos los interesados en el tema.

Inicia planteando el problema al cual le darás solución en el desarrollo del contenido de tu blog. Es decir, que debes procurar que, desde el principio, el lector sepa que al seguir leyendo tendrá la respuesta a lo que busca.

Puedes dar también un marco referencial al lector sobre los eventos que hayan llevado a plantearse la situación actual.

Luego explica brevemente cómo se va a poder solucionar el problema o qué es lo que el lector va a aprender a través del artículo que lee.  

Muy importante:

La palabra clave principal debe estar en el primer párrafo, para asegurarte de comenzar a abordar el tema desde un inicio.

5. Haz una lista de los puntos a tratar en el contenido

5

Es necesario que antes de ponerte a escribir el contenido de tu artículo como tal, hagas un punteo o lista de puntos a tratar.

Esto te ayudará a no dejar nada por fuera, pues a veces puedes extenderte demasiado en un tema determinado.

Además, de esa forma podrás ver que la información no se repita varias veces a lo largo del post.

¿Por qué hacerlo así?

Estas ideas que anotes podrán servirte como subtítulos para que tu artículo sea más fácil de leer y comprender por el usuario, ya que al final la información se verá bien organizada.

También te servirá para detectar otras ideas secundarias que puedes ir incluyendo dentro de cada punto que hayas determinado.

6. Desarrolla cada punto

Una vez que tienes definido un título y los puntos a tratar dentro del artículo que vas a escribir, es hora de comenzar a desarrollar cada punto.

Comienza explicando cada uno, describiendo lo que deseas, decir según tu propia experiencia y datos que hayas recolectado.

A medida que vayas desarrollando el contenido de tu post, debes ir incluyendo las keywords que elegiste.

Un punto importante es dar ejemplos o datos relevantes respecto al tema en algunos puntos, para que el lector vaya teniendo más claro cómo el problema o consulta por la cual llegó a tu sitio se comienza a resolver.

También, si deseas respaldar tus datos, puedes utilizar links a sitios externos que confirmen la validez de lo que estás diciendo.

Puedes además acortar las explicaciones usando enlaces a sitios como Wikipedia para los términos que a lo mejor son conocidos, pero cuya definición vale la pena recordar al lector.

En cuanto a una longitud de texto recomendable, Neil Patel, reconocido por sus estrategias de crecimiento en internet, explica que Google posiciona mejor los artículos de más de 2,000 palabras.

Debes procurar que tu texto tenga al menos dicha extensión. La idea es que explique de manera completa el tema que se trata en él. Elobjetivo: enriquecer la experiencia del lector.

Ponle color:

color

Seguramente estás pensando que 2,000 palabras es mucho y que resulta en artículos largos y difíciles de leer. Pero, afortunadamente, puedes hacer algo para mantener la atención del lector hasta el final.

Es altamente recomendable incluir imágenes y videos dentro de tu artículo para ejemplificar mejor lo que quieres decir. Esto también ayudará a que el texto tenga descansos visuales para el lector.

Otro recurso valioso de utilizar son las infografíasSobre todo, si tu artículo incluye diversos datos técnicos.

Pero también puedes colocar una al final de tu artículo a manera de resumen.

Para incluir buenos infográficos, puedes solicitar los servicios de un diseñador freelance. Así podrás pedir que te haga algo personalizado.

Recuerda que lo importante a la hora de escribir un artículo para tu blog es mantener la atención de quien visita tu sitio.

Si el lector encuentra la información entretenida y fácil de comprender, permanecerá más tiempo en tu sitio y es probable que quiera leer otros artículos relacionados.

Por ello, la ayuda visual te servirá de mucho.

7. Agrega llamadas a la acción

7

Dentro de uno o varios de los puntos que has tratado, debes agregar llamadas a la acción o call to action (CTA) que quieres que el lector realice.

Estas acciones pueden ser:

  • Visitar tu tienda online y comprar con un código de descuento
  • Descargar un archivo a cambio de su nombre y un correo de contacto
  • Adquirir un cupón a cambio de llenar una encuesta
  • Registrarse en tu sitio web
  • Compartir el artículo

… etc., y se colocan por medio de un enlace a un sitio externo.

También, agrega una llamada a la acción al finalizar tu artículo para que el cliente no se vaya de tu página sin haber visto todas las opciones o soluciones adicionales que puedes ofrecerle respecto al tema.

De este modo, el lector podrá ampliar la información que ha encontrado en tu blog u obtener beneficios adicionales.

8. Lee y edita el texto

8

Como toda obra de arte, ahora que ya tienes armado el contenido de tu artículo, necesitas pulirlo. En este punto, deberás leer y editar lo que ya tienes para que se lea y se lea mejor.

En primer lugar, procura que las frases utilizadas sean cortas. Puedes recortar palabras y explicaciones si sientes que una oración se extiende demasiado.

Se recomienda que en la medida de lo posible utilices oraciones de menos de 20 palabras. También procura que tus párrafos sean cortos, no más de 3 o 4 líneas por cada uno.

Para terminar, fíjate que cada punto que has definido como subtítulo no se extienda demasiado.

Procura no usar más de 300 palabras por subtítulo. De lo contrario, introduce otros subtítulos para ir mejorando la legibilidad.

¿La razón? Fácil:

Todo esto te ayudará con la legibilidad, para que tu texto no se vea pesado ni cansador. Así el visitante de tu blog se queda más tiempo dentro del sitio y termina de leerlo.

Usa punto y seguido para ir acortando ideas en frases más cortas. Recurre a listas de ítems en caso de querer enumerar pequeñas listas.

El objetivo es lograr que haya descansos visuales para que el lector desee continuar viendo el contenido de tu artículo.

Una vez que lo tienes, procede a revisar la ortografía del documento.

Primero puedes utilizar la función de corrección de tu procesador de texto, pero luego debes leer tú mismo para detectar errores gramaticales que programas como Word no ven.

¿Cómo cuáles?

Verbos que están bien escritos ortográficamente, pero están mal conjugados:

Forma incorrecta: Esta es una nota de envió

Forma correcta: Esta es una nota de envío

También palabras homófonas como haya (del verbo haber) y halla (del verbo hallar).

Aunque estén bien escritas, solo una persona real puede diferenciar el contexto de uso de cada palabra.

Por último, fíjate en los términos o palabras que sean repetitivas en un mismo párrafo y cámbialas por sinónimos o por pronombres, según se necesite.

Si la ortografía y la gramática no son lo tuyo…

reader

Seguramente en este punto estarás pensando que escribir un artículo es complicado. Que esas reglas no las recuerdas bien… pero no te preocupes. Puedes obtener ayuda de un corrector de estilo freelance.

PROTIP: Para obtener un buen precio por el servicio de corrección de textos, procura que el artículo esté lo más pulido posible. Es decir, que ya esté revisado al menos con el corrector de Word (o cualquier otro procesador de textos que utilices).

fin

Ahora ya está listo. Puedes agregar tu nuevo artículo a tu blog y compartirlo en tus redes sociales para que más personas lo lean.

 

Si haces campañas de email marketing, puedes agregar enlaces a los nuevos artículos de tu blog para que más clientes potenciales puedan leerlo.

También recuerda que puedes ahorrar tiempo encargando el trabajo a un redactor freelance.

 

Consejos finales

Ya sea que lo tengas implementado o que estés pensando en comenzar a escribir un blog, procura publicar artículos de manera regular.

Esto, con el fin de que tus visitantes encuentren siempre noticias frescas qué leer. También para que reciban actualizaciones en sus redes sociales.

Te aconsejamos llevar un cuadro en una hoja de cálculo, a manera de calendario editorial. En él anota nuevos temas a desarrollar luego de haber escrito el primero.

Instala en tu móvil una aplicación de notas como Keep o Evernote para apuntar cualquier tema que se te ocurra. Luego, agéndalo en tu calendario, de modo que siempre tengas nuevas ideas a desarrollar.

Recuerda, si necesitas ayuda con el manejo de tu blog, redacción, ilustraciones y fotografías, así como con optimización SEO para tu blog, siempre puedes contratar profesionales freelance para ayudarte.

Solo debes registrarte gratis en SoyFreelancer.com y publicar tu requerimiento para recibir y comparar las mejores ofertas.

Empieza hoy a escribir tu blog y obtén más visitas y reconocimiento de tus seguidores. ¡Suerte!

Portada: Unsplash. Imágenes: Pexels, Pixabay
Ahorra tiempo y dinero, contrata un freelancer y dale vida a tus ideas con soyfreelancer.com