El naming, entre muchos otros, es uno de los aspectos más importantes que puede tener tu negocio. Si lo haces bien, podrá trabajar por sí mismo con respecto a los valores, el posicionamiento y el amplio universo en donde lo desarrolles o se lleve a cabo.

Un buen naming establece el territorio de actuación para las marcas. Esta situación, por ejemplo, la vemos con la marca de tecnología Apple, ya que su naming nos brinda una plataforma propia, temas propios que le ayudan a su posicionamiento, un significado claro y además nos da confianza.

Actualmente, existen otras marcas que nos dan mucha confianza y seguridad, como Visa, MasterCard, Facebook, Twitter, Starbucks, Google, etc., que con el simple hecho de verlas ya sabemos lo que representan, lo que son y en dónde pueden o no pueden encajar en nuestra vida.

Dentro de cada marca se encuentra un significado y los símbolos que la definen. Esto le ayuda a ser más reconocible y consistente de cara al consumidor o al futuro cliente. Y es que un nombre de marca bien elegido influye de forma positiva en el marketing de los negocios.

Aprende a crear el nombre de tu marca o negocio

Para diferenciarte de los demás competidores y posicionar tu empresa en el mercado del producto o servicio que ofreces es muy importante comunicar la personalidad de tu marca. De manera que un buen nombre ayudará al propósito de su creación.

¿Sabías que las grandes marcas se logran mediante conexiones emocionales con sus clientes? No es extrañarse, ya que de esta manera logran que sus nombres se recuerden más allá de los atributos del servicio o producto que se ofrece. El impacto que puede causar una emoción va más allá de una simple palabra. Por eso es recomendable llegar a tus clientes de forma emocional.

Recomendaciones a la hora de elegir un nombre

Hay determinados puntos clave que serán favorecedores a la hora de elegir un nombre para tu marca. Toma nota de los tips que te damos, con seguridad te van a ser muy útiles.

1. Debe ser único. Si el nombre que elegiste es igual o similar a otro, es posible que la audiencia siempre los confunda y termine relacionando tu marca con alguna otra que quizá no tiene ninguna relación. Incluso pueda generar un problema legal.

2. Debe ser descriptivo. El nombre invariablemente debe indicar lo que la compañía, servicio o producto es o hace. Debe ser efectivo y describir el negocio. Así logrará posicionar claramente la marca y hacer que los clientes o futuros clientes la identifiquen fácilmente.

3. Debe ser corto y simple. Es mucho más fácil recordar un nombre con pocas letras. Al ser nombre corto, debe poder pronunciarse de tal forma que no tengas que deletrearlo, que se impregne en la mente de los consumidores para que cuando necesiten un producto o servicio como el tuyo inmediatamente te recuerden con facilidad. La recomendación de boca en boca es un complemento de internet como medio de difusión muy importante.

4. Debe tener identidad. Si está impreso y visible en muchos documentos, sitios web, avisos, publicaciones, promocionales, etc., con seguridad estará grabado en la memoria de las personas, los clientes, los empleados y los proveedores. Por este motivo es muy importante crear y elegir el mejor posible.

Así que toma en cuenta que el nombre es lo que marca la gran diferencia entre una empresa y otra. Debe señalar lo que distingue a tu empresa en relación con la competencia.

Características de un buen naming

  1. Sonoridad: Al pronunciar el nombre de tu negocio en voz alta, debes escuchar cómo suena. Deberá ser fácil de decir y sonar bien.
  2. Apariencia: Revisa cómo se ve la palabra impresa. Si se ve igual de bien que como suena, vas bien encaminado.
  3. Distintivo: ¿Destaca el nombre de tu negocio entre tu competencia? ¡Haz que resalte!
  4. Recuerdo: Deberá ser fácil de recordar.
  5. Expresión: El nombre debe demostrar de qué trata la marca. Si lleva implícita la personalidad de la marca, mucho mejor.

¿Crees que tiene tu marca capacidad de ser recordada? ¿Proyecta tu marca lo que deseas ser? Tú decides el camino que quieres recorrer y la forma en la que quieres que tu negocio se desarrolle. Las opciones son interminables, así que es preferible que te tomes tu tiempo para cada etapa de la creación de tu negocio, incluido el naming.

Disfruta de todas las etapas que esto conlleva y hazlo en la medida de lo posible con ayuda de profesionales. Recuerda que existen empresas que ofrecen servicios que te pueden asistir a generar un nombre gratis de empresa, por lo que el dinero que destines a ello no debe preocuparte.

No hay método seguro para lograr que nos salga todo a la primera y además perfecto. Ya que el mundo del naming es muy amplio, en ocasiones el proceso es muy largo. Pero no te desanimes, en otras ocasiones el proceso es corto.

Así que no te adelantes, no te desesperes y sé paciente. La inspiración será una gran aliada. Y recuerda, nunca deje atrás el criterio y la metodología, acompañadas del toque de pasión por lo que haces.

 

crear el nombre de mi empresa crear nombre de empresa crear nombre de marca emprendimiento naming naming marca negocios qué es el naming qué es naming