En los últimos 2 años, a raíz de la pandemia por Covid-19, el mundo ha experimentado un cambio en la forma en la que compra, dando paso a un aumento de las transacciones en línea. Ya sea un producto o servicio, muchos emprendedores han aprovechado la oportunidad en la crisis para poder abrir su negocio o tienda online.

El mundo digital plantea la posibilidad de emprender incluso sin contar con un espacio físico. Una simple landing page, una cuenta de negocios de Instragram o un pequeño catálogo online te permite ofrecer tus productos, ya sea en tu ciudad o fuera de ella, así como servicios de todo tipo. Pero a la vez plantea retos a la hora de competir por el mercado.

Con una buena estrategia de ventas, tu tienda online puede lograr un crecimiento significativo. Hoy te mostraremos algunas estrategias de que te ayudarán a mejorar una mejor experiencia a los visitantes de tu tienda y a incrementar tus ventas online.

1. Determinar bien tus objetivos de ventas

El primer paso antes de implementar cualquier estrategia es planificar y definir objetivos claros de dónde estás y a dónde quieres llegar. Para ello, tus objetivos deben ser alcanzables y, si bien deben ser ambiciosos, no deben ser irreales o inalcanzables.

Es decir que el porcentaje de crecimiento al que apuntarás debe estar basado en el deseo de vender más, pero también en tu historial de ventas. Este te servirá como un marco de referencias en el cual basarte a la hora de hacer números.

Revisa cuáles han sido tus proyecciones de ventas pasadas y cuál es el porcentaje alcanzado. En caso de que tengas vendedores, revisa qué porcentaje de ellos realmente cumplió su objetivo en años anteriores. Si ves que solo unos pocos lograron los resultados que buscabas o que en años anteriores no has llegado ni cerca de tu proyección es que a lo mejor la meta es poco realista.

Por supuesto, la idea de implementar nuevas estrategias de ventas es que esos números crezcan, pero debes basarte en tendencias reales dentro de tu nicho. Una buena idea es realizar un estudio de mercado. Una buena investigación te ayudará a comprender mejor tu mercado objetivo, sus hábitos de compras, qué los motiva, etc. Para esto puedes establecer perfiles de buyer persona.

Con base en el análisis de tu investigación y de tus perfiles de compradores potenciales, podrás definir mejor tu estrategia y ejecutarla bien para aumentar tus conversiones de ventas en línea.

Una vez hecho lo anterior, puedes trazar tu plan de ventas con objetivos bien fundamentados.

2. Define la personalidad de tu marca y cuál es tu valor agregado

Si nunca lo has hecho, es hora de comenzar a trabajar en la personalidad de tu marca a fin de que tus mensajes sean claros sobre cuál es el valor agregado que ofreces. Tus mensajes publicitarios deben hablarle directamente al cliente a nivel personal.

Recuerda que la atención de tus compradores potenciales debe ser captada en los primeros segundos en los que ven tu página, tu tienda o tu catálogo online para que se queden a ver qué más hay. El promedio de visitantes verá tu página por 10 o 15 segundos y debes usar este tiempo para transmitir valor e inspirar a comprar a tus clientes potenciales.

Cuanto más consistentes sean tus mensajes, más consistente será su marca. Por ello, toda tu estrategia comercial debe estar diseñada para transmitir dicho valor. Esto incluye la forma en la que te diriges al cliente, el diseño gráfico de tu publicidad, la forma en que presentas tus ofertas, etc. Todo esto a su vez ayudará a aumentar el engagement de tus clientes: Conóceme, ámame, cómprame.

Un factor importante a nivel de conexión con el cliente es mostrarle los beneficios que él obtiene al comprar. Una vez que identificas qué solución busca el cliente, qué problema le resuelves o en qué le beneficia lo que ofreces, podrás establecer más fácilmente mensajes publicitarios que realmente sean persuasivos.

Pro tip:

Ya sea que cuentes con un sitio web, una landing page o solo una cuenta de Instagram donde tienes tus productos, es buena idea agregar videos donde se muestre al cliente el beneficio que estás vendiendo.

La información visual tiene un impacto muy rápido, mucho más que el texto. Procura hacerlos cortos, con lenguaje sencillo y destacando lo más importante que el cliente obtendrá. Además, procura que la estética y lenguaje utilizado en los mismos coincide con toda tu imagen de marca.

Recuerda: El cliente no quiere oír lo bueno que eres, sino cómo él se verá beneficiado con lo que ofreces.

3. Trabaja la presentación y experiencia de usuario dentro de tu tienda

Si cuentas con una página web para ofrecer tus productos, es importante que tu página se vea bien estructurada y sea fácil de navegar. Además, asegúrate de que todos los enlaces, galerías, plugins, etc., funcionan correctamente y ofrecen la información correcta al cliente.

Además, todas tus fotografías de productos deberían tener una misma estética. Por ejemplo, si muestras un producto acompañado de accesorios que combinan o están siendo usados por un modelo, todas las demás imágenes deben coincidir.  

Un buen diseño vende más. Por lo tanto, si tu sitio web necesita una renovación o una mejora, no dudes en invertir en ello. Lo agradecerás después.

* Encuentra un experto en diseño web ahora

Si aún no cuentas con un sitio web, sino que tienes tu tienda como un catálogo en una red social, debes tener el mismo cuidado con la estética de tus imágenes. Después de todo, la imagen vende.

Organiza tus productos o servicios en categorías para que sea más fácil para los visitantes encontrarlos. Crea secciones diferentes en tus historias destacadas para fijar y organizar todo, pero ten cuidado de no usar demasiadas subsecciones como para que el usuario se pierda y no sepa cómo regresar o termine no viendo el resto de cosas por quedarse dentro de una sola categoría.

Una gran idea es que tus secciones de historias destacadas tengan íconos relacionados con la categoría para que visualmente el cliente sepa lo que encontrará incluso antes de entrar en la categoría. Contrata un diseñador freelance para una iconografía más atractiva.

Pro tip:

Usa encabezados atractivos en tus landing pages o categorías, para que cuando los visitantes lleguen a la página se queden más tiempo y vean lo que hay en la sección de su interés.

Coloca siempre una descripción detallada de tus productos aunque sea obvio lo que son, ya que el texto ayudará a los motores de búsqueda de internet y de las redes sociales a encontrar tus resultados y mostrarlos a tus clientes potenciales.

No te olvides también de agregar el precio a cada producto y detallar la forma de pago. Si cuentas con una página web, asegúrate de colocar un botón CTA (call to action) para incentivar la compra.

Facilita las cosas a tu cliente. Solo 1 acción a la vez:

Parte importante de la experiencia de usuario es que facilites a tu cliente el poder de tomar una decisión. Por ello, una vez que estén viendo la descripción de tu producto no deberían centrarse en otra cosa que no sea comprar.

Algo recomendable para lograrlo es que solo coloques un botón de llamado a la acción por cada vez. Si tienes que guiarlo a través de pasos, procura que la atención del cliente se enfoque en seguir la guía que le das para completar la compra. Una vez que este proceso haya finalizado podrás mostrarle más u ofrecerle otros productos o servicios complementarios.  

Finalmente, toma en cuenta la facilidad para realizar el pago dentro de tu sitio, debes ofrecer alternativas o métodos de pago distintos para que el no contar con uno de ellos no detenga a tu cliente de comprar. Revisa que el proceso de checkout sea sencillo de realizar y que los detalles sobre gastos de envío, impuestos y otros estén lo más claro posible.

4. Agrega reseñas de otros clientes

Seguramente en más de alguna ocasión has visto publicidad o te han recomendado un nuevo restaurante o tienda y has recurrido a redes sociales como los reviews de Facebook o Tripadvisor para ver qué dicen los demás.  

Las reseñas y recomendaciones de otros usuarios o clientes son de gran utilidad para influir en la decisión de compra de las personas. Por ello, es importante no solo brindar un buen servicio, sino pedir activamente a tus clientes satisfechos que te den algunas reseñas sobre lo que les ha gustado de tus productos o servicios.

Es importante, por supuesto, que si no son ellos mismos quienes los publican cuentes con su permiso explícito para colocar sus comentarios y un nombre en tu sitio web. Esto generará confianza para que otras personas se animen también a comprar.

Algo importante a tener en cuenta es que todos tus reviews deben ser reales, incluso si son de amigos o conocidos. Ellos deben haber probado tu producto para hablar del mismo. No compres reseñas ni agregues bots a tu sitio. Tampoco compres reseñas falsas o que has pagado para que escriban, aunque no conozcan lo que haces, o eventualmente los usuarios comenzarán a notarlo y la confianza decrecerá.

5. Brinda claridad sobre tu política de garantías y devoluciones

Sobre todo, si ya tienes una página web, deberás contar con una sección especial donde detalles cuáles son las garantías que ofreces a los usuarios. Por ejemplo, si aceptas devoluciones o cambios. Además, cuáles son las condiciones para que estas garantías se cumplan.

Si no tienes una página web, sino que colocas tus productos en sitios como marketplace o Instagram, debes colocar información sobre cuáles son tus políticas, ya sea en la descripción de tu tienda, tu bio o en cada producto de forma breve pero clara.

Recuerda, lo que se encuentra por escrito en tu tienda es la base del acuerdo cliente-comprador. Si estableces, por ejemplo, que no aceptarás devoluciones en determinadas prendas, el cliente debe estar consciente de ello antes de comprar. 

En estas reglas se basará la transparencia de tu tienda y esto ayudará también a la construcción de confianza.

*Apóyate en un redactor freelance para crear tus políticas o Términos y Condiciones

6. Usa el poder de las redes sociales y comunidades online  

Ya sea que cuentes o no con una página web para tus productos y servicios, es necesario que trabajes en tu estrategia de redes sociales para ayudar a reforzar la imagen de tu marca. Estas redes deberán contar con una estrategia concreta y publicaciones regulares.

Las redes más recomendables para colocar información de empresa son, sin duda, Facebook e Instagram, pero a medida que otras plataformas surgen, podrás considerar tener presencia en ellas.

Además, mucho de la decisión de en qué redes hacer presencia depende de tu público objetivo.

Por ejemplo, si lo que ofreces son servicios profesionales, a lo mejor también es conveniente que cuentes con presencia en LinkedIn. Si estás en el área arquitectónica o de decoración, muebles, etc., Pinterest puede ser una plataforma interesante para atraer público interesado a tu landing page en Facebook o website. Si te diriges a estudiantes o personas que buscan tutoriales, YouTube y TikTok no deben ser dejados de lado.

Recuerda usar hashtags en tus publicaciones, así como resúmenes o descripciones con palabras claves relacionadas con tus productos y servicios.

Si cuentas con un blog (preferiblemente, deberías contar con uno) mantenlo actualizado con contenido fresco y comparte tus posts en tus redes sociales.

Además, aprovecha los grupos o comunidades para unirte también y compartir contenido directamente con un grupo que esté interesado en temas relacionados con lo que tú ofreces. 

Por ejemplo: si tienes una tienda de plantas, compartir información sobre sus cuidados en el blog de tu tienda llevará a la gente a conocer mejor tu marca. Así, tendrás más oportunidad de que vean el resto de tu contenido y lo que ofreces.

En este punto, puede serte de utilidad contratar un community manager freelance, que te ayude asistiendo tus redes sociales sin necesidad de tenerlo contratado de fijo. 

7. Ofrece pruebas gratis y promociones

Una buena estrategia para atraer más clientes potenciales es ofrecer algunas  promociones o descuentos temporales. Pero es importante que se delimite bien y que el visitante a tu tienda online sepa que la oferta no se va a repetir nuevamente. 

Si hay fechas especiales con motivo de celebración, también puedes utilizarlas para ofrecer un descuento, un cupón o un regalo por compras mayores a determinada cantidad. 

Si ofreces un servicio, una idea es brindar una asesoría personalizada de algunos minutos o regalar una prueba gratis por algunos días. Esta última estrategia es utilizada por muchas plataformas como Netflix, Canva, Asana, LinkedIn, YouTube, entre otras, para que sus usuarios descubran las ventajas de pagar su servicio Premium. 

8. Implementa una estrategia de publicidad online

Desde luego, lo más importante de la presencia en las redes es la creación de tu comunidad y desarrollar tu identidad de marca. Es decir, generar engagement y tráfico orgánico. Sin embargo, en un mercado tan competitivo, sería un error no realizar campañas también campañas publicitarias. 

Dos de los mejores lugares para crear tus campañas digitales son Meta (Facebook e Instagram) y Google Adwords. 

Para la configuración de una buena campaña, te será de utilidad nuevamente conocer quién es tu buyer persona y los hábitos de tus clientes: Qué les gusta, qué actividades realizan, cuáles son sus hábitos, cuáles son los valores con los que se identifican y qué los motiva. Pero también cuál es su rango de edad, países desde los que más te siguen. Otros datos de interés son: desde qué dispositivos navegan y los días y horas de más interés. De este modo, podrás segmentar tu público objetivo a la hora de configurar tu campaña. 

Al igual que en tu sitio web, los mensajes de tus campañas deben ser claros y no distraer al cliente con demasiada información. Debes enfocarte en pedirles realizar una sola acción.

De acuerdo con el objetivo, esta acción puede ser:

  • Seguirte
  • Darte like
  • Suscribirse a tus novedades
  • Visitar una landing page
  • Ir a tu sitio web
  • Comprar un producto o servicio
  • Solicitar información
  • Registrarse en tu website
  • Descargar un documento
  • etc.

El CTA que coloques deberá estar alineado con tus objetivos y también con tu funnel (embudo) de ventas.

Pro tip: 

Una buena  idea es implementar campañas A/B para ver cuál convierte más. Puedes buscar ayuda de un marketer digital para segmentar tus públicos objetivos. También podrá ayudarte a definir objetivos en cada campaña. Recuerda que cada etapa de crecimiento requiere un objetivo distinto.

9. Captura información de tus clientes

Como parte de tu estrategia de marketing, es importante que consideres ir un paso más allá, ofreciendo a tus clientes ofertas relacionadas con los productos o servicios en los que han mostrado interés. 

Esto lo puedes hacer a través de un formulario directamente donde el cliente pueda registrarse para pedir más información y de donde tú puedas obtener su nombre y correo. 

Si ya tienes una página web, puedes incorporar un formulario en un área visible de la misma. Si no, puedes crear uno fácilmente a través de un servicio como Google Forms o Zoho Forms, u otros servicios especializados como Typeform, Paperform o Wufoo. Estas son herramientas sencillas de usar y te permiten crear formularios con mejor presentación. 

Otra forma de recopilar información es a través de ofrecer algún descargable: Una guía, plantillas gratuitas de documentos, un brochure, un ebook o cualquier otro documento de interés. 

Importante: 

Todos tus boletines deben ser enviados únicamente a personas que ya estén interesadas en tus productos y servicios. No caigas en el error de comprar bases de datos en internet. De lo contrario, tus correos podrían ser marcados como spam si los comienzan a recibir personas que nunca han oído de ti y no están interesados particularmente en tus productos. 

Encuentra un experto en Email marketing para crear tu estrategia de boletines. También podrás encargar al mismo la configuración de envíos.

10. Ofrece soporte oportuno 

Ya sean bots de ayuda, una página de preguntas frecuentes, un sistema de tickets, etc. Es importante que tus clientes obtengan la información que necesitan al momento de comprar. Puedes comenzar implementando un chat donde resuelvas sus dudas. Luego, ir identificando cuáles son las consultas más comunes que te hacen. De ese modo, irás recolectando información relevante que tus clientes solicitan. Podrás transformar esta información en una página de preguntas frecuentes a futuro. 

También podrás usar esta información para configurar bots de ayuda. Algunos servicios como Meta o Whatsapp se pueden programar para que el cliente elija opciones y consulte por su cuenta. En caso de que una respuesta no se encuentre, puedes poner la opción de hablar con un agente. También puedes enviarlo a un servicio de colocación de tickets como Freshdesk, Jira, Hubspot, Zendesk u otro. 

El objetivo es generar en el cliente la confianza que requiere para dar el último paso hacia la compra, en caso de dudas. La próxima vez que visite tu tienda le será más sencillo tomar una decisión. 

*Contrata ayuda para configurar tu sistema de soporte al cliente

Como puedes ver, el incremento de ventas depende mucho más de la experiencia que brindas al usuario y no solo del producto en sí. Es muy importante cuidar los aspectos estéticos de tu tienda online, así como la facilidad de opciones. Pero también, que el cliente sienta confianza y se identifique con tu marca. 

Las estrategias anteriores pueden ser una guía útil para aumentar tus ventas en línea. Enfócate en entender las necesidades de tus clientes y elige las que consideres que se adaptan mejor a tu tienda. 

aumentar tus ventas aumentar tus ventas online aumentar ventas cómo vender más consejos emprendimiento hacer crecer ventas incrementar tus ventas incrementar ventas online tiendas online tiendas virtuales tips