Cuando trabajas para un empleador, la licencia anual por vacaciones es algo que se da por sentado como parte del calendario laboral, pero cuando llevas trabajando un tiempo por cuenta propia te das cuenta de que, a pesar de la flexibilidad que esta modalidad de trabajo te ofrece, tú también necesitas unos días libres para reponer energías y despejar tu mente; pero en este caso eres tú quien debe planear tus vacaciones como freelancer.

Sin duda, una de las grandes ventajas del trabajo freelance es la posibilidad de atender tus asuntos personales y laborales sin tener que solicitar permisos a nadie. Pero esto no significa necesariamente que tengas mucho tiempo libre o que te la pases descansando. Por el contrario, a veces el trabajo freelance puede prolongarse por más horas laborales a la semana. Como freelancer, sabes lo que es trabajar de noche, de madrugada y fines de semana, incluso domingo, cuando otros descansan.  Además, como estás en casa, sueles tener también buena parte de la carga laboral doméstica.

Dependiendo de la cantidad de clientes y de proyectos que tengas, esto puede resultar realmente agotador.

Pero también habrás notado que hay temporadas en el año en las que el trabajo es poco. Esas épocas bajas pueden ser el momento ideal para tomar unos días libres del trabajo. Algunos días fuera en los que no tengas que atender el teléfono o el correo electrónico, ni desvelarte trabajando, ni lidiar con cambios o correcciones que siempre llegan.

Sin embargo, no organizarte bien para planear tus vacaciones como freelancer puede hacer que al final desistas de tomar días libres. Esto, desde luego, es contraproducente, ya que todos necesitamos un tiempo libre, algo de esparcimiento y descanso del entorno laboral.

Por eso, ahora te daremos unos consejos sobre cómo puedes planear unas merecidas vacaciones como freelancer sin que te sientas agobiado o culpable por dejar todo por un tiempo:

1. Identifica una temporada baja de trabajo

Si llevas algún tiempo trabajando freelance, piensa en qué épocas del año tienes menos carga de trabajo. Posiblemente, en las en los que las empresas también tienen períodos vacacionales, muchas personas se dan unos días libres. Por ejemplo, en Semana Santa o en la época de navidad y año nuevo. Enero también suele ser un mes con poca actividad laboral.

Sin embargo, esto depende un poco del tipo de clientes que tengas. Tómate un tiempo para analizar cómo han sido tus últimos años en cuanto a la cantidad de proyectos que recibes y marca en el calendario cuándo puede ser ese momento.

Si sueles tener mucho trabajo siempre, deberás pensar en un momento del año en el que puedas no tomar algunos proyectos para despejar tu mesa de trabajo.

Además, piensa cuánto tiempo realmente puedes estar fuera: Una semana, quince días. Esto depende de ti completamente.

2. Elige un lugar de destino

Si ya tienes identificada una fecha estimada, el siguiente paso es elegir el lugar en el que planeas tomar tus vacaciones. Esto depende un poco también de la cantidad de días que consideras que tendrás disponibles. Por ejemplo, no es lo mismo tomarte unos días para vacacionar en tu ciudad o en un destino cercano a tu casa que si planeas salir del país.

Sé flexible respecto a esto, ya que no necesitas irte lejos si dispones de poco tiempo. Puedes ubicar buenos lugares para visitar o ver eventos y actividades qué hacer cerca de donde vives.

En caso de que estés pensando hospedarte fuera, es importante consultar también la disponibilidad de hoteles u hostales en el lugar que planeas visitar, así como el cupo disponible en medios de transporte, como vuelos o boletos de transporte terrestre.

Una buena idea es utilizar herramientas de buscadores de hoteles y de vuelos, como TripAdvisor. Otra opción es buscar un lugar dónde hospedarte en AirBnb.

Luego, anota la disponibilidad de los posibles lugares, medios de transporte y entrada a sitios que planeas visitar y las tarifas que cobran.

3. Haz números

Una vez que tienes una idea clara de tu destino y el precio de los servicios que vas a utilizar, piensa también cuánto dinero puedes necesitar para el gasto diario: Taxis, alimentación, boletos para eventos, compras locales, etc.

Recuerda que muchos hostales ofrecen alojamiento y desayuno, pero el resto de comidas al día corre por tu cuenta. Anota todo y arma un presupuesto. También, si al volver de tus vacaciones vas a tomar un día o dos adicionales para ponerte al día antes de retomar el trabajo, anota tu gasto diario en casa, pues al volver querrás tener algo de efectivo disponible mientras cobras tu próximo proyecto.

A la suma de todo el presupuesto agrega un fondo de emergencias por cualquier eventualidad.

4. Ahorra dinero

Cuando tengas un cálculo estimado de cuánto te costará todo, es momento de comenzar un plan de ahorros. No uses el dinero que ya tienes disponible para gastarlo de una vez. Recuerda que al regresar pasarán unos días en los que deberás trabajar en avances de tus proyectos para volver a cobrar.

Calcula cuánto dinero ganas en el mes y cuánto de ello puedes guardar aparte. Haz el compromiso de no tocar ese dinero.

5. Agenda tus días fuera

Llegados a este punto, tienes claro tu lugar de destino, fechas disponibles, lugares de alojamiento y presupuesto para el viaje. Es hora de agendar en concreto tus vacaciones como freelancer.

Asegúrate de que tengas la documentación requerida en regla. Luego puedes comprar tus boletos de avión o transporte y reservar tu hotel. Imprime y guarda todo en un solo lugar para tenerlo a la mano a la hora de viajar.

Además, ve preparando con tiempo lo que vas a llevar a tu viaje. Esto no significa que empaques ya todo en una maleta, pero sí que vayas pensando qué cosas podrás llevar y qué no para que no estés con prisas u olvides algo en el último día.

Puedes hacer una lista de lo que necesitarás para tu viaje e ir marcando a medida que vayas empacando.

Es recomendable que tu reservación la hagas con 3 o 4 semanas de anticipación para no tener sorpresas de último minuto.

6. Pide ayuda en caso de ser necesario

Si tienes algo que necesitará alguna supervisión mientras estés fuera o si tienes un proyecto de último minuto, considera la posibilidad de pedir ayuda a un amigo que esté en tu misma área y que pueda avanzar en cosas sencillas mientras estás fuera.

Por ejemplo, si has pensado en tomar día libres, pero al volver necesitarás trabajar en un diseño para imprenta, puedes solicitar a alguien de confianza que comience a trabajar en la edición de las imágenes o que la convierta a CMYK. Todo depende de el tipo de trabajo que sea.

Haz esto solo en caso realmente necesario, y de ser así, puedes acordar un monto por los honorarios con la persona que te ayudará. Tenlo en cuenta para la hora de volver, pero intenta que el pago para ello no salga de tu presupuesto de vacaciones. Acuerda un pago y una fecha de pago.

Si no conoces a nadie, puedes tú mismo subcontratar un freelancer para que te ayude con cosas específicas. SoyFreelancer.com cuenta con un sistema de escrow y una consola de trabajo para que los freelancer coloquen avances y que el pago se pueda liberar contra entrega en la fecha acordada. 

7. Comenta a tus clientes que estarás fuera.

Si ya tienes todo listo, es hora de ir notificando a tus clientes que estarás fuera y qué días serán. De ese modo, no corres el riesgo de que te llamen sin saber y crean que has cambiado número o que no quisiste corresponder.

Comienza notificando a tus clientes más importantes o con los que tienes más comunicación y deja el resto para el final. Pero no dejes a nadie fuera.

8. Coloca una firma en tu correo con anticipación

Aunque ya hayas hecho el paso anterior y hayas notificado a todos, es muy aconsejable que modifiques tu firma de correo agregando un anuncio de que estarás fuera.

Lo recomendado son una o dos semanas, dependiendo del tiempo que te tomarás libre. Si vas a estar fuera dos semanas, es mejor que lo avises con suficiente tiempo.

Para ello, ve a la configuración de tu correo electrónico y agrega la notificación a la firma recordando los días que estarás fuera. De ese modo, los últimos días, las personas con las que tengas contacto sabrán que no estarás disponible por unos días.

9. Agrega una respuesta automática a tu correo electrónico

Dos días antes de irte de vacaciones, crea una respuesta automática de “fuera de la oficina” o “out of office”. Algunos correos ya tienen una configurada para que solo la actives,pero puedes personalizarla con el mensaje que prefieras.

Si has dejado a alguien encargado, puedes indicar que se comunique con esa persona o que llame a un número determinado. Si no es así, únicamente indica la fecha en la que estarás de regreso nuevamente.

No olvides desactivar la respuesta automática al volver.

10. Quita las notificaciones de correo de tu teléfono

Esto es algo que no muchos te dirán, pero es necesario que lo hagas si realmente quieres sentir que descansas y disfrutas tus vacaciones como freelancer.

Desactiva la sincronización de correo electrónico de tu teléfono. No caigas en la tentación de dejarlo “por cualquier cosa”. Recuerda que la idea es que te relajes y te desconectes de todo.

Si tienes una fan page deja también una respuesta automática y desactiva las notificaciones del administrador de páginas. También, de cualquier red social de carácter profesional.

De hecho, es preferible que desactives todas las notificaciones de tus redes sociales y te dediques a disfrutar del viaje. La idea de tomar vacaciones como freelancer no es tener más tiempo para ver tu teléfono. Tampoco es trabajar desde la playa. La idea es disfrutar de un cambio de ambiente. Salir de la rutina.

Recuerda que el esparcimiento y el descanso son fundamentales para todo trabajador, no solo fijo, sino también freelance. De ese modo, tendrás más energías e ideas frescas para tus próximos proyectos.

Mucha suerte y ¡felices vacaciones freelance!

como planificar mis vacaciones si soy freelance cuando puedo tomar vacaciones como freelancer freelancer vacaciones irme de vacaciones siendo freelance los freelancers tienen vacaciones planear tus vacaciones planear vacaciones de verano freelance planear vacaciones freelancer toma vacaciones como freelancer vacaciones como freelancer vacaciones freelance