Abr 06, 2017

6 claves para elegir y contratar un redactor profesional [100% garantizado]

Publicado en Productividad

6 claves para elegir y contratar un redactor profesional [100% garantizado]

Parte fundamental del éxito de tu negocio, es la comunicación constante con tus clientes. Ya sea a través de un sitio web, blog o un medio impreso, es importante dar a conocer tus productos o servicios destacando sus ventajas.

Si necesitas escribir contenidos que te ayuden a lograrlo, pero no sabes bien cómo hacerlo, lo que necesitas es contratar un redactor.

Obviamente, mantener un sitio web tiene su costo. Y no solo debes recuperarlo, sino hacer que tu inversión sea rentable y te genere ganancias.

Es aquí donde se vuelve importante que los textos sean efectivos, ya que serán parte de tu estrategia de marketing de contenidos. Y, por supuesto, debes lograrlo a un precio adecuado.

Por eso, hoy veremos como contratar un redactor y qué aspectos tomar en cuenta para elegir al mejor.

El asunto primordial:

No siempre es fácil organizar las ideas por escrito y que se lea o escuche bien. Un trabajo bien hecho requiere: Investigar, recopilar, leer y sintetizar la información encontrada.

Todo ello debe ir orientado un objetivo: Convencer al lector de que lo que ofreces es la solución que busca.

En una palabra: Vender

Una pieza bien redactada genera confianza y da una impresión profesional. Al contrario, presentar un texto con faltas de ortografía, puede ser fatal para tu marca.

De ahí, la importancia de que sepas las características que debes buscar para elegir un buen redactor.

Si lo que quieres es:

  • Generar más ventas a través de tu sitio
  • Obtener más suscriptores
  • Tener un blog más atractivo para tus lectores

Y que todo esto te salga a un precio razonable, sigue leyendo y verás cómo lograrlo…

¿Qué puede hacer por ti un redactor?

person-woman-desk-laptop

Un redactor es un profesional con conocimientos técnicos y habilidad para buscar, analizar y sintetizar información relevante sobre cualquier tema. Con ello, puede crear contenidos y textos nuevos orientados a cumplir un objetivo específico.

También pueden ayudarte a corregir el estilo, mejorar la calidad del texto o unificar ideas, en caso de que ya tengas un borrador o primer escrito, para que sea más profesional.

Un buen redactor tiene la habilidad de mantenerte enganchado del contenido de principio a fin.

Cómo elegir al mejor redactor:

Puede ser que al inicio no sepas bien qué requisitos buscar de la persona que contratas o bajo qué criterio elegirla. Pero hay ciertos factores que debes revisar y son más sencillos de lo que crees. 

Para empezar, la persona que presta servicios de redacción no solo debe tener sólidos conocimientos de gramática y ortografía. También debe ser experto en comunicación y desarrollo de contenidos, siguiendo un hilo narrativo estratégico.

Una aclaración antes de seguir:

No es lo mismo un redactor que un corrector de estilo. Este último es más conveniente y económico cuando ya tienes todo el texto desarrollado y necesita una revisión gramatical (más conveniente en cosas como tesis, libros, etc).

Un redactor no solo debe conocer aspectos gramaticales, sino ser un verdadero experto en desarrollar contenidos con textos efectivos. Debe poder hacerlo desde cero, con solo algunas indicaciones tuyas.

He aquí los pasos claves al contratar un redactor para obtener un servicio de calidad al mejor precio:

1. Detalla los objetivos y cantidad de texto para que te presente su oferta

Antes que nada, si quieres un trabajo sin contratiempos, debes organizar las ideas.

A la hora de contratar un redactor, uno de los inconvenientes que más puede originar retrasos es la falta de organización previa.

Para comenzar, debes determinar:

  • El tema a desarrollar: Haz un pequeño párrafo sobre lo que quieres que el texto contenga.
  • Dónde será publicado y cuánto espacio debe ocupar: Es la cantidad de texto que necesitas. Así el redactor sabrá qué tanta información deberá sintetizar y añadir.
  • A quién va dirigido y con qué objetivo: Esto, con el fin de que adapte al lector al que irá dirigido.

Así, los redactores a los que contactes podrán darte una oferta más detallada y precisa de sus servicios.

Atento cuando recibas las ofertas:

Fíjate que venga por cantidad de palabras. Si en cambio viene por cantidad de páginas, es señal de que no es un profesional.

2. Revisa su redacción en correos, chats y otros medios escritos

hands-coffee-smartphone-technology

Este es un punto crítico al contratar un redactor profesional, porque ellos siempre verifican la calidad de lo que escriben.

Un buen redactor cuidará cada detalle de la comunicación escrita. Está acostumbrado a hacerlo así, porque es parte de su trabajo.

Presta atención a estas señales:

Si ves que su redacción no es muy buena en los correos, si comete faltas de ortografía, no utiliza tildes ni signos de puntuación, o las frases que escribe no se entienden, busca a alguien más.

Otra señal de alerta es si escribe su nombre sin mayúscula inicial, sin tildes o lo escribe completamente con mayúsculas. Esto significa que la persona en realidad no es un profesional.

Descarta desde el inicio a las personas que tengan una redacción deficiente cuando contactan contigo.

Quédate con los que cuiden su redacción en todo momento.

3. Verifica su experiencia

Como en cualquier otro caso, al contratar un redactor, es necesario que veas otros trabajos realizados para revisar la calidad de su redacción y su estilo.

Presta mucha atención a esto último, ya que el estilo de escritura y de dirigirse al lector debe ir acorde con tus objetivos.

Imagina, por ejemplo, la diferencia entre el discurso del director ejecutivo en la memoria de labores de una empresa y un artículo sobre el más reciente estreno de cine.

El primero debe reflejar seriedad y profesionalismo, el segundo puede usar un lenguaje más casual.

Como ves, es primordial que el estilo de redacción del escritor que contratas sea acorde al público meta.

Pide que te enseñe trabajos anteriores, ya sean libros, revistas, artículos publicados en la web, etc.

Así te aseguras de que tenga experiencia como redactor y podrás comprobar que su estilo se adapta a tu gusto.

Pro tip: 

Prefiere a los redactores que cuenten con un blog propio.

Hoy en día, casi cualquier redactor profesional que se precie de serlo, tiene su propio blog o sitio web, pues además de servir como currículum, le apasiona lo que hace.

Si cuenta con un blog, es buen candidato.

4. Pregunta sus temas de especialidad

Parte de las preguntas que debes hacer al escritor freelance es sobre qué temas ha escrito más.

Debes saber que no todos suelen manejar todos los temas. Es decir que no siempre podrán desarrollar cualquier contenido.

Sin embargo, también existen algunos que se especializan en ciertos temas, como: marketing digital, artículos médicos, medio ambiente, música, ciencia, etc.

Consulta si domina el de tu proyecto. Esto es muy importante, de hecho. Pregúntale cuánto sabe al respecto y qué ideas tiene para obtener la información.

Pregúntale también cuáles son sus temas de especialidad. Luego ve si son acordes o similares al que tú necesitas que desarrolle.

Recuerda que hay temas complejos que requieren conocimientos técnicos sobre la materia en cuestión para poder comprender y redactar con claridad.

Otro aspecto a tener en cuenta es saber si maneja normas de redacción como las APA, GRI, etc. O si necesitas que se implemente SEO, etc.

Esto depende del tipo de texto a desarrollar.

En cuanto al material de apoyo…

Menciona al redactor si necesitarás que apoye el contenido con imágenes o si tú se las proporcionarás.

Si se trata de un medio impreso y aún no tienes un diseño definido, el aporte de imágenes de parte del redactor te facilitará el proceso posterior con el diseñador gráfico.

Y si se trata de un medio digital, obviamente será más atractivo si lleva imágenes de apoyo.

Prefiere a aquellos redactores que te propongan el contenido completo. Tanto escrito como visual. 

5. Debe haber facilidad de comunicación

Cuando se busca contratar un redactor, debe existir un buena comunicación. Esto para que el trabajo se coordine bien y se complete a tiempo.

Debe captar tus ideas:

Si su estilo narrativo no se acerca a lo que quieres obtener, házselo saber. El redactor deberá cambiar su propuesta para que se ajuste a tu objetivo.

Si aún así sientes que las ideas no conectan con lo que quieres lograr, es mejor que elijas a alguien más.

Toma en cuenta la facilidad y rapidez con la que te comunicas con él.

Los proyectos de redacción de contenidos requieren una coordinación y contacto constante para que el trabajo avance.

Si demora mucho en responderte cuando estás negociando con él, es posible que esté demasiado saturado de trabajo y no vaya a hacer un buen trabajo.

Busca alguien con quien puedas establecer una comunicación fluida. Debe estar disponible para responder a tus consultas de forma rápida y efectiva.

6. Precios y tiempo de entrega

pexels-photo-364671

Tarifas: 

Si te estás preguntando cuánto cobra un redactor freelance:

Los artículos y textos desarrollados suelen cobrarse por cantidad de palabras. Generalmente, por millar.

El precio depende de tres aspectos:

  • Cantidad de texto
  • Dificultad técnica del tema a tratar
  • Tiempo de entrega

No es lo mismo que encargues un artículo de 10 páginas (unas 3,500 palabras) que uno de 2 (contienen unas 700 palabras).

Tampoco es igual uno que hable sobre turismo local que un artículo sobre los más recientes avances médicos.

En todo caso, la redacción de artículos suele ir desde 5 hasta 20 dólares aproximadamente, por millar de palabras, dependiendo del tema. 

No te quedes con el primer precio que te den. Compara varias ofertas.

La ventaja es que como el servicio de redacción puede manejarse por internet, puedes cotizar fuera de tu ciudad.

¿Y el tiempo de entrega?

Para contratar un redactor, pide que te diga en cuánto tiempo puede redactar el texto y compáralo con la fecha en la que necesitas que el proyecto esté listo. 

Eso sí: Encarga el trabajo con tiempo.

Si te urge y le das poco tiempo al redactor, la tarifa puede ser más alta.

Toma en cuenta que la redacción es un proceso complejo. Requiere la recopilación de datos, la estructuración del contenido y el cuidado para un artículo de calidad. 

Normalmente, un artículo pequeño de un millar de palabras puede tomar de 1 a 2 días.

Suma 1 o 2 días más para que revises el texto enviado por el redactor.

El texto presentado puede requerir cambios en palabras o términos. Debes revisarlo para hacer tus observaciones al redactor.

Luego de ello, verifica y aprueba para dar por terminado el trabajo.

Si el texto tendrá más de 3,000 palabras, solicita que la oferta detalle avances de más o menos 1,500 a 2,000 palabras.

De ese modo, podrás ir revisando y dando tu visto bueno.

Pide al redactor que la oferta detalle un tiempo para revisión y aprobación.

Unos consejos a la hora de trabajar con el redactor

Una vez te hayas decidido por un redactor para que te ayude:

  1. Recopila todo el material posible: Textos con información, fotos, tablas, gráficos, etc., y haz una sola entrega.
  2. Si aún faltan datos, díselo al redactor para que tenga en cuenta la extensión del texto, sabiendo que deberá incluir más datos después.
  3. Conversa con él y dale lineamientos más específicos en cuanto a lo que esperas.
  4. Asegúrate de que una vez entregada la información, no vas a cambiarla posteriormente por otra: Por ejemplo, si vas a publicar un artículo que deba incluir entrevistas, que sean las definitivas, ya que el redactor deberá armar el marco introductorio para cada una.

Esto último es porque, si haces cambios drásticos que signifiquen escribir todo de nuevo, generarás cargos adicionales.

Además, el redactor habrá trabajado inútilmente y es posible que se retrase el trabajo.

Y tú lo que quieres es que se haga a tiempo y con calidad.

Una vez haya iniciado el trabajo, mantente en constante comunicación y cerciórate de que se vayan cumpliendo los tiempos de entregas y revisiones.

No solo el redactor debe entregar a tiempo, tú también debes revisar y validar a tiempo para que el resultado sea óptimo.

Encuentra un redactor rápidamente:

Los trabajos de redacción de textos o creación de contenido suelen ser requeridos a la brevedad posible. Normalmente, son la etapa final de otros procesos que han demorado bastante tiempo.

Si necesitas obtener rápidamente ofertas para contratar un redactor freelance, regístrate gratis en SoyFreelancer.com y publica tu requerimiento.

Encontrarás muchos profesionales a precios competitivos.

Elige al mejor en cuanto a precio, tiempo de entrega y servicios.

Ahorra tiempo dejando la redacción de contenidos en manos de un profesional.

Portada e imágenes: Pexels
Ahorra tiempo y dinero, contrata un freelancer y dale vida a tus ideas con soyfreelancer.com