Cómo hacer crecer tu negocio contratando freelance [5 aspectos claves]

Si estás iniciando tu negocio o pensando en comenzar un nuevo emprendimiento, seguramente estarás preocupado por la cantidad de recursos que se requieren.

Debes sobrevivir a los primeros meses, conseguir clientes, mantener bajos los costos y optimizar recursos al máximo.

Los emprendimientos que son exitosos son los que mejor saben solventar dichas situaciones sin dejar de lado tareas importantes como el mercadeo, las ventas y el servicio al cliente.

Si te preguntas “¿qué hacer para hacer crecer mi negocio?”, existen dos puntos clave para lograrlo:

  1. El uso de herramientas tecnológicas que faciliten el trabajo
  2. La subcontratación o externalización de servicios

Esto permite al emprendedor agilizar el trabajo por medio de herramientas de colaboración, almacenamiento, gestión de ventas, etc. Pero, además, contratar talento de todas partes del mundo gracias a la misma tecnología.

Por otro lado, los colaboradores externos o freelance suelen ser expertos en áreas más amplias y diversas. Sin mencionar un mayor conocimiento de la utilización de herramientas tecnológicas.

Es por ello que también muchas grandes empresas prefieren la subcontratación para procesos específicos o que son de áreas muy especializadas.

Estas son algunas de las formas en las que subcontratar profesionales externos puede ayudarte a hacer crecer tu negocio.

1. Ahorras en costos operativos

El verdadero talento profesional es difícil de encontrar, además de costar más al contratar fijo. Por otro lado, suele ser difícil de retener, ya que tienen más oportunidades de crecimiento.

La subcontratación es una de las mejores opciones para lograr encontrar especialistas en un área de negocios sin que cueste más.

De ese modo, puedes obtener la ayuda que necesitas sin tener que invertir en papeleo de Recursos Humanos, prestaciones o un salario fijo que suele ser muy alto.

Puedes reducir costos operativos delegando tareas particulares a personal externo en lugar de hacerlo internamente. De este modo, también liberas a tu personal de la carga de hacer más trabajo en el cual, a lo mejor no son expertos.

Con la reducción de gastos operativos, tienes más oportunidad para invertir en publicidad. De igual modo, tu negocio tienes más posibilidad de sobrevivir durante los meses de recuperación de la inversión.

Lo mejor de todo:

Esta forma de contratar, te permite delegar ciertas tareas incluso desde internet. Es decir que puedes contar con talento internacional y elegir entre los mejores precios del mercado profesional.

Desde luego, contratar por internet a un desconocido puede sonar arriesgado. Pero para ello, puedes valerte de una plataforma freelance, como SoyFreelancer.com, donde el pago se hace por medio de escrow o depósito en garantía.

La ventaja, por sobre la contratación en redes sociales, es que puedes ver un portafolio de su trabajo. También puedes comparar precios con otros profesionales de similar experiencia.

El profesional outsource adecuado puede convertirse en un socio de negocios o un aliado valioso, más que en solo un empleado.

No solo ahorrarás mucho dinero, sino que también la calidad del trabajo realizado mejorará rápida y notablemente.

2. Reducción de errores y mejora en tiempos de trabajo

Otra de las grandes ventajas del outsourcing es que permite superar los costos de desarrollo de productos al evitar la llamada prueba y error que consumen tiempo y recursos.

Puedes ir directamente a la parte de la ejecución del trabajo como tal, con métodos probados y manejados por un profesional.

Esto es importante en un nuevo emprendimiento o startup, ya que no se puede dar el lujo de estar gastando demasiado en cosas que talvez no funcionen. Además, puedes subcontratar a varios profesionales para que trabajen en distintas áreas de un mismo proyecto.

Si lo hicieras internamente, tendrías que ver dichas áreas una por una tú solo. O usar el escaso tiempo que tienen tus trabajadores en ello.

Es por eso que subcontratar es la mejor respuesta.

3. Experiencia específica en las áreas que necesitas

La decisión de subcontratar acelera el crecimiento de tu negocio y ahorra dinero. Pero también te ayuda a que tu startup obtenga a un equipo calificado de especialistas a tu servicio.

Piensa:

Es posible que en un inicio tengas pocos empleados y, obviamente, no todos van a tener experiencia en todas las áreas. Habrá algunas que se queden sin cubrir.

Podrías pensar en hacer tú lo que haga falta, pero es un error que no debes cometer. No caigas en la tentación de querer hacerlo todo tú solo. Tu negocio te necesita en áreas más importantes.

Además, piensa que para ello hay gente que se especializa en ciertas tareas y tiene el conjunto de habilidades que se requiere. Trabajan más fácil y rápido y en ocasiones te dan mejores precios porque cuentan con una cartera de clientes, miles de ideas y referencias de otros proyectos, así como con las herramientas necesarias para hacer el trabajo.

Entre los trabajos que más se suelen externalizar son: desarrollo de software, diseño gráfico, marketing, servicio al cliente, redacción, entre otras).

4. Ahorras tiempo delegando

La delegación de tareas a profesionales subcontratados es la forma ideal de ahorrar tiempo en tareas que no sabes realizar y enfocarte en aquello que eres experto.

Es natural hasta cierto punto que, como dueño de un nuevo emprendimiento, te toque a veces hacer un poquito de todo. “Repicar y dar misa”, como se dice popularmente. Pero no tiene que ser así para todo. Estar encima de todas y cada una de las áreas de tu negocio puede ser contraproducente y solo te sirve para perder el tiempo haciendo muy poco, cuando podrías centrarte en lo tuyo delegando a alguien más el trabajo.

Cuando contratas a un experto externo, no necesitas microgestionar ni estar encima de todo por todo el rato. De ese modo, puedes enfocarte en asuntos comerciales de tu startup. Todo ello ayudará a que planifiques la mejor forma de hacer crecer tu negocio.

Por ejemplo: Podrías planificar el siguiente paso o estrategia para tus ventas, ofrecer tu producto a nuevos clientes potenciales o pensar en nuevos canales de distribución. Incluso, pensar en cómo dar una experiencia única a los clientes para diferenciarte de empresas de la competencia.

Recuerda también:

La habilidad de saber delegar y confiar en tu equipo de profesionales es parte de las características de liderazgo que debes desarrollar. Confía tu trabajo a verdaderos profesionales, contratando freelance en cualquier área que necesites.

5. Flexibilidad de precios y recursos según el trabajo a realizar

Cuando se contrata personal fijo, se suele invertir mucho tiempo y esfuerzo en capacitarlos como es debido. Sin mencionar el tiempo de ajuste en el que, a lo mejor, las tareas delegadas no son muchas.

Al final, a todos los de un mismo cargo se les debe remunerar de la misma forma. Sin embargo, no todos son igualmente expertos, no todos producen de igual forma. Otros no logran acoplarse al trabajo y deben irse. Todo el esfuerzo para retener solo a unos pocos.

Cuando contratas freelance, te ahorras este costo de capacitación. Pero, además, puedes obtener precios según el nivel de dificultad del trabajo a realizar.

Además, ten en cuenta que, al no tener un contrato fijo, puedes prescindir de ellos o convocarlos a un nuevo proyecto cuando se requiera. Según sea tu volumen de trabajo, aumentas o disminuyes.

En síntesis:

Subcontratar freelance te permite más flexibilidad con el personal antes de abrir una nueva plaza de fijo.

Claro, no significa que no contratarás más empleados fijos, sino que se dará oportunamente. Cuando la empresa realmente necesite a una persona a tiempo completo. Para este punto, tu equipo estará lo suficientemente capacitado para ayudarte con la inducción a los nuevos trabajadores, facilitándote el trabajo.

Mientras, externalizar es la mejor opción. A través de ello, podrás ahorrar dinero en recurso humano.

En conclusión

Como has podido ver, las empresas que recién inician pueden aprovechar las grandes ventajas de la era tecnológica y la subcontratación para optimizar resultados.

Según diferentes estudios, 1 de cada 10 empresas cierra operaciones antes de los 5 años de haber iniciado.

Sin embargo, subcontratar y externalizar lo más posible, podría ayudarte a salvar dicha eventualidad. No solo porque te permite ahorrar costos, sino contar con el mejor talento humano posible sin incurrir en grandes gastos. Y lo más importante: Sin buscar demasiado ni luchar por retenerlo dentro de tu empresa.

El costo de adquirir talento interno puede ser demasiado costoso para los negocios nuevos que deben cuidar su capital y tiempo.

Apoyarte en la subcontratación es la mejor decisión que puedes tomar para hacer crecer tu negocio.

Puedes encontrar fácilmente el talento que necesitas registrándote gratis en www.SoyFreelancer.com y publicando tu proyecto ahora mismo.

No pierdas la oportunidad de aprovechar las ventajas de la subcontratación: ahorro de costos, aumento de la productividad y ver crecer tu emprendimiento ¡Muchos éxitos!

 

Temas: ayuda con negocios, cómo hacer crecer tu negocio, emprendedurismo, emprendimiento, estrategias de crecimiento empresarial, estrategias de negocio, hacer crecer mi negocio, hacer crecer tu negocio, ideas de negocio, outsourcing para negocios, Subcontratar,

Artículos relacionados

Ahorra tiempo y dinero, contrata un freelancer y dale vida a tus ideas con soyfreelancer.com